A diferencia de otras regiones del mundo, en Latinoamérica los puntos de venta se mantienen relevantes para los consumidores, lo cual ha llevado a empresas como H&M a seguir con tiendas físicas y buscando la forma de expandirse.

A nivel global, este retailer de moda tiene 375 sucursales, de las México mantiene el mayor número en la región de América Latina (8 tiendas físicas); mientras que en Chile, el segundo país de la zona, tiene 5 establecimientos, según cifras de Statista, unidades que a partir del próximo 6 de diciembre comenzarán a enviar pedidos a domicilio, apoyados en la startup de origen colombiana, Rappi.

El anuncio se hizo por medio las redes sociales oficiales de la aplicación móvil de servicio a domicilio, en donde se informó que los pedidos saldrán desde alguna de sus 5 unidades comerciales.

De acuerdo con el diario especializado El Economista, H&M ya cuenta con un equipo capacitado para la búsqueda y recolección de prendas de vestir, zapatos y accesorios que sean solicitados por medio de la aplicación de Rappi, además de que en cada punto de venta los repartidores de la app móvil tendrán una caja preferente para que sus entregas se hagan en tiempo y forma.

Según el medio especializado, H&M no sería el único retailer que participará de este nuevo servicio a domicilio, pues la startup también trabajará con otras marcas de moda como la alemana Adidas y Reebok, a las cuales se podría unir Under Armour.

Te sugerimos: ¿Por qué Chile disparó las ventas de H&M en América Latina?

Información de MacroTrend muestra que, a nivel América Latina, Rappi es la sexta “compañía unicornio” más importante de la región, pues cuenta actualmente con una capitalización de mercado de 3,500 millones de dólares.

Chile, mercado clave para el e-commerce en Latam

Aun cuando Latinoamérica no es la zona en donde más se adquiere vía Internet, sí ha mostrado un importante crecimiento gracias a los nuevos hábitos de compra, el uso cada vez mayor de más formas de pago, las ventajas que han visto en el canal online, así como múltiples factores que han quitado fricción, haciendo cada vez más sencilla la forma de comprar.

Tan solo las ventas online de retailers en Latam, estimadas para el término de 2019, podrían alcanzar los 61,550 millones de dólares, según eMarketer; mientras que para 2022 el monto por ventas podría superar los 82,000 millones de dólares.

En el particular caso de Chile, al concluir el año en curso Statista ha pronosticado 7,020 millones de dólares en ventas digitales, de las cuales el 34 por ciento provienen de dispositivos móviles

Contrastando con México, otro de los países clave para el e-commerce en Latinoamérica, sus ventas online de retailers para el cierre de 2019 estarían llegando a los 5,670 millones de dólares, logrando superar los 7,780 millones de dólares al término de 2022, de acuerdo con eMarketer, de los cuales 2,950 millones serán de m-commerce de ese año.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL