De acuerdo a los datos más recientes presentados por el INEGI, en México la población femenina supera a la masculina, ya que las mujeres representan el casi 52%, hecho que demuestra la importancia de este género para el marketing, porque además son las féminas quienes se encuentran detrás del 80% de las decisiones de compra.

Notas relacionadas:
Nike convierte tus fotos de Instagram en street marketing
Una estrategia outdoor de un retail que hizo de un escaparate un entretenido Vine
Campaña gráfica muestra un poderoso storytelling contra la obesidad


En este contexto, es importante que los mercadólogos que diseñan estrategias below the line sepan cómo se llega hasta el corazón de una mujer para generar engagement. Así a continuación tres ejemplos exitosos, dignos de tomarse como inspiración.

1. Enviar un mensaje inspirador (Kotex)

En Israel la marca de toallas femeninas Kotex creó una pop up store en la que las chicas pudieron interactuar en redes sociales, se trató de una tienda en la que habían regalos para las mujeres que se aventuraran a entrar y elegir una frase inspiradora. La idea primera fue simular un tablero de Pinterest.

Como resultado, en Facebook, Pinterest y Twitter, con tan sólo 150 kits que se regalaron se obtuvieron 6,842 interacciones y 895, 402 impactos.

2. Crear un espacio y ambiente sorprendente, especial para las mujeres (H&M y Models Own)

El hecho de sentirse en un lugar diseñado especialmente para mujeres con productos que aman ya es en sí una ventaja para atrapar la atención de una mujer, pero si esto se hace de manera ingeniosa y, sobre todo, sorprendente, el éxito está casi probado. H&M y Models Own dan un ejemplo de esto con sus pop-up stores en los que seguro las mujeres adictas a las compras enloquecieron.

jgvp8mx0rs875r9t768g

models-own-pop-up-store-2-1

3. Conectar con las emociones y sentimientos femeninos (L´Oréal)

Se trata de una estrategia below the line que la marca francesa de cosméticos ideó para probar la efectividad de sus mascaras para pestañas a prueba de agua, para ello hicieron llorar a 100 mujeres dentro de una sala de cine y comprobaron que su producto resiste 162 minutos de lágrimas. La agencia McCann México fue la encargada de esta activación de marca que entra en los terrenos del marketing experiencial.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL