Interpretar los datos se debe transformar en información y el método infalible para lograrlo es el análisis, lo cual es vital, pues en todos los ámbitos es importante tomar decisiones a partir de datos confiables que permitan diseñar e implementar estrategias que cumplan objetivos de negocio distintas y el marketing no es la excepción.

Notas relacionadas:
Street art con cajas de chicles para transmitir datos curiosos a los transeúntes
3 datos convincentes de que las cadenas de retail deben usar Pinterest
¿Qué es un shopping cart para los e-tailers? 4 interesantes datos

Hebert Hernández, director y fundador de Ábaco Digital es un experto en la interpretación de los datos que se arrojan en los informes o en los análisis de resultados de alguna campaña, quien asegura que para diseñar estrategias y tácticas eficaces que ayuden a cumplir los objetivos de mercadotecnia se deben combinar datos de diferentes fuentes para tener un panorama amplio que ayude a tomar decisiones. Pero sobre todo, tomar en cuenta las siguientes tres claves:

1. Contexto
En mercadotecnia para interpretar los datos puede hacerse a través de un funnel para tomar decisiones a tiempo que tiene las siguientes etapas: awareness, preferencia, consideración, intención, compra, recompra, lealtad en las cuales se debe medir de diferente manera los datos, esto es darle contexto a cada rubro y a cada serie de datos.

2. Segmentación
Con el objetivo de tener datos que sean útiles para tomar decisiones es crucial segmentar al público objetivo en una estrategia de mercadotecnia y entender en lo que se diferencian los distintos targets, por ejemplo.

3. Indicadores
Establecer indicadores se refiere a una categorización de lo que se pretende hacer. En este punto es muy importante diferenciarlo de los objetivos y de las metas, aunque sí deben estar alineados.

Finalmente, la interpretación de datos debe ser elemental en cualquier de las etapas del plan de marketing, desde el análisis de la situación de un producto, el presupuesto que se destinará a su promoción hasta el resultado de las estrategias que se han implementado. En todo ello, “más que medir, se deben elegir las métricas correctas”, concluye Hebert Hernández.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL