• La clásica estrategia de viralidad en prendas sigue funcionando para Zara y la muestra son las ventas de un polémico suéter que solo tiene mangas.

  • La última locura del fast fashion es un polémico suéter que solo tiene mangas unidas por un cuello, economizando tela.

  • Grupo Inditex reportó pérdidas trimestrales, con 409 millones de euros entre febrero y abril de 2020.

La estrategia de Zara no es amada por todos, pero funciona. Sus polémicas prendas se han convertido en u clásico que hace ir a su segmento de consumidores a las tiendas online y físicas para acaparar el artículo del momento.

A pesar de ser una marca acusada de contaminar con prendas desechables, incluso con una llamada de atención por parte de la Profeco en México; en el mundo, la historia es diferente, pues su clásica estrategia de viralidad sigue funcionando.

Su última locura es un polémico suéter que solo tiene mangas unidas por un cuello, economizando tela pero con un precio de prenda promedio, sin descuentos, algo que al parecer le encanta a sus clientes, pues luego de discutir en redes sociales sobre si era una prenda necesaria, finalmente el veredicto es favorecedor para Zara, al menos en ventas, al agotarse.

El jersey de cuello alto que deja al descubierto todo el cuerpo, se ha convertido en una revolución en el street style y protagoniza las fotos de famosas y no famosas en Instagram, lo que ha impulsado notablemente su consumo.

Te recomendamos:

La firma ha ganado esta nueva batalla a las críticas, pues se agotó y consiguió que se convirtiera en una tendencia, ante un panorama que urge sus estrategias más poderosas, ya que actualmente sus cifras no son las mejores que ha registrado ante la baja en ventas que impactan a todo su grupo matriz.

Recordemos que Grupo Inditex reportó pérdidas trimestrales, con 409 millones de euros entre febrero y abril de 2020, así que su estrategia de volver a lo seguro resulta inteligente.

Recién intentó una nueva estrategia sumándose a las tendencias que moderan la industria de los videojuegos y falló, por lo que es importante este paso. El debate principalmente se centró en el verde que colocó en unos tenis diseñados con inspiración en PlayStation, pues el lima es el color corporativo de la consola de la competencia, Xbox, y los consumidores lo vieron más hacia ese lado, lo que los llevó a la polémica y fracaso.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL