Poco a poco se consolida un nuevo nicho de mercado turístico, pues no todos los clientes buscan el glamour y las atenciones del alto turismo; hay quienes buscan ser sorprendidos, incluso, experimentar los riesgos que les permitan romper con la monotonía.

Notas relacionadas:
MARKETING SOCIAL PARA EVITAR INSULTOS EN LOS ESTADIOS
Marketing social desde las universidades
10 ventajas del BTL sobre el ATL dictadas por mujeres líderes en mercadotecnia

El turismo vivencial abarca desde el más rudimentario ecoturismo, viajando en un tren o en una camioneta sobre la terracería, hacia un poblado en el que sólo se habla la lengua local; pero también se refiere al turismo extremo, aquel que lleva al visitante a experimentar la ruta del migrante por el Río Bravo, que un poblado de Hidalgo aprovechó al ver el entusiasmo de los clientes norteamericanos por el turismo extremo. Por la riesgosa aventura, les cobraban $250.

Pero hay clientes que sólo quieren comprar algo distinto a la comodidad, que buscan viajar para tener un tema increíble de conversación a su regreso, no para decir que estuvieron en la alberca o tomando el sol a la orilla de la playa. Este turismo también vende, y se puede explotar para activar otros productos.

Este tipo de turismo reactiva a la Mercadotecnia social, pues busca el beneficio de todas las partes que intervienen en el proceso de intercambio; en este caso las comunidades se pueden ver ampliamente beneficiadas. En las páginas web se anuncia el turismo sustentable, el ecológico o ecoturismo, el que promete sensaciones extremas o demasiado precarias. Algunos de los sitios en los que se hace este tipo de Marketing de servicios son: www.elclima.com, en www.raptravel.org, blosgs.cnnmexico.com

En 2013 llegaron al país 24.2 Millones de turistas, según datos de Inteligencia de Mercados (www.siim.com), sobre el sector turístico.

En la Ciudad de México, zonas rurales de la Delegación Milpa Alta, buscan potenciar el turismo vivencial. En otros lugares de la república, como en Veracruz con los “rápidos” del río Filobobos y la práctica del rafting, son una opción sana y divertida.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL