En México, Uber nos ha acostumbrado a que sus campañas de Marketing Promocional las hace en alianza con grandes marcas. Tan sólo su última campaña fue con Magnum, y consistió en repartir paletas a los usuarios de la startup, a fin de celebrar el Día del Helado.

Sin embargo, en países como Rusia, la empresa decidió aprovechar las noches de fiesta para ofrecer sus servicios en los restaurantes.

La dinámica fue la siguiente: Cada que los comensales recibían su ticket de compra, también se les entregaba una tarjeta de presentación que por un lado contenía la palabra Drive y por el otro Uber. El detalle es que Drive estaba tachado.

El objetivo fue que los comensales y sobre todo las personas en el bar, eligieran la opción de transporte privado en lugar de manejar.

Esta acción estuvo a cargo de la agencia Red Pepper, Ekaterinburg.

Mira el video.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL