Brasil.- El tráfico de animales salvajes constituye uno de los negocios ilegales más grandes del mercado negro, entregando millones de dólares en ganancias, pero también poniendo en peligro a diferentes especies silvestres.

Más notas sobre Mercadotecnia de Guerrilla:
Tapete de bienvenida invita a reforestar
Guerrilla Marketing para mejorar la higiene personalUna de las mejores formas de combatir este problema es evitar comprar animales salvajes como si fueran mascotas y denunciar a las personas que los capturan y/o venden. Sin embargo esta solución se topa con un gran problema social, la apatía.

La gente no se identifica con el problema e ignora el daño natural y el sufrimiento animal que producen estas prácticas. Para cambiar este punto de vista la organización protectora de la naturaleza, Mater Natura, y la agencia de publicidad OpusMultipla, aplicaron una estrategia de Guerrilla Marketing para hacer sentir a la gente como si estuviera encerrada dentro de una jaula.

Colocaron posters dentro de las paredes de un elevador para simular los barrotes de una jaula junto con las caras de personas que los miran desde el exterior, justo como deben sentirse los animales capturados. Las imágenes iban acompañadas de un cartel que invitaba a los usuarios del ascensor a denunciar el tráficos de especies salvajes.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL