Y ya en nuestra última evaluación del 2014 y dibujando el boceto de lo que será el maravilloso 2015, vale la pena que establezcamos nuestras prioridades y deseos para este año que comienza. Pero también vale la pena dejar claro “cómo” vamos a hacer que estos sueños y objetivos se cumplan.

Más columnas de Roberto González:
7 propósitos de un ganador (Tercera parte)
Preparándote para el 2015, el modo humano (Segunda parte)
Preparándote para el 2015, ¿estás listo? (Primera parte)
8 puntos que harán que tu proyecto sea un fracaso

Creo que uno de los más importantes que tenemos es el trabajo que desarrollamos con nuestros compañeros, pares y gente alrededor nuestra. Sin ellos, nuestro trabajo no se vería tan bien; y el brillo que portamos de una u otra manera fue por ellos.

Por lo cual y a manera de un gigante como lo fue el Sr. Walt Disney, describo los puntos principales que debes tomar en cuenta para hacer de tu equipo una verdadera familia; donde cada integrante es mas que importante y su aportación se vuelve el punto medular de un proyecto.

  1. Conoce a tu familia; tienes que ser muy sensible a conocer a tu equipo. Estar siempre atento a sus emociones personales, pues entre mejor conozcas a esa persona, mejores resultados darán cubriendo sus necesidades humanas.
  2. Vive sus triunfos y derrotas; un cliente me dijo que en el equipo debemos ser como familia, a veces nos enojamos con nuestros hermanos y otras veces nos emocionamos con ellos, y al final nunca dejaran de ser personas que queremos, como nuestra familia, así que tu equipo debe tener altas y bajas, ¡aplaude ambas!
  3. Construyan juntos un espacio único; es increíble que al tener una junta agresiva o pesada, lo ideal es regresar a la Agencia y sentirte como en casa. ¿Así es tu espacio?, si esto no es así, entonces ¿dónde está el área para sentirte único, libre, lleno de creatividad y sin máscaras? Google es un buen ejemplo de esto.
  4. Dibujen el mismo sueño; es muy cierto que si el equipo no tiene claro a dónde ir, mucho menos tendrán claridad en donde están parados. Es importante platicar, convencer y guiar a tu equipo hacia un mismo fin. Convencidos de que el sueño esta cerca, planea y desarrollen planes de acción de cómo lograrlo y llegar a este.
  5. Vivan la magia de cuidarse el uno al otro; como una gran familia, vislumbren posibles contingencias y posibles caídas. Estén preparados para cuidarse como equipo. Siempre el líder debe dar el primer paso o el ejemplo, que ofrezca confianza y sobre todo que demuestre que no hay jerarquías, sino una relación mas allá que haga sentirse que uno tiene el mejor trabajo.
  6. Juntos todo es posible; puede sonar a cliché, pero es una frase que tiene todo el poder, si no tienes sueños, no hay porqué vivir. Y por lo tanto estas en el camino incorrecto. Pero si estas consiente de que puedes lograrlo, y contagias esa energía, seguro llegarás a la meta.

Tan solo levantemos la mirada a todos los sueños cumplidos que nos dejo el maestro Walt Disney, siempre pensando en la gente. Es solo un ejemplo de lo poderosos que podemos ser, si nos enfocamos, contagiamos a nuestro equipo y trabajamos juntos para lograrlo.

Finalmente con estos 4 escritos, espero poder ayudar a que evaluemos nuestro trabajo este 2014 y desarrollemos un plan de acción para el año que entra. Finalmente planear, discernir lo bueno y lo malo, desarrollar acciones para corregirlas es construir una mejor imagen.

Y tú, ¿cómo construyes tu imagen?

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL