Nunca hasta ahora el sector retail de Estados Unidos había cambiado tanto en tan poco tiempo. Miles de tiendas minoristas han cerrado debido a que sus resultados se han visto golpeados una crisis en el consumo tradicional. Tiendas de autoservicio, supermercados, tiendas especializadas, entre otras, son parte de lo que llamamos el Retail Apocalypse. 

Hoy, la emblemática cadena de tiendas de juguetes posiblemente sea el próximo retailer en cerrar en 2017. Según reportes de The Wall Street Journal, JP Morgan Chase & Co. está dirige un grupo de firmas que financiarán a la minorista.

De esta manera, Toys”R”Us estaría se estaría preparando para protegerse legalmente ante una bancarrota, ya que tiene  una deuda estimada en 5 mil millones de dólares, de los que 400 son de pago urgente.

Por otro lado, CNBC ha asegurado que la empresa habría contratado al despacho de abogados Kirkland & Ellis para llegar a acuerdos que le permitan afrontar sus deudas a corto plazo. De tal manera que, si Toys”R”Us falla, el cierre de sus establecimiento es seguro.

Toys”R”Us se encuentra entre las marcas preferidas de los niños en Estados Unidos. Situándose detrás de marcas como YouTube, Oreo, M&Ms, Hershey’s, Netflix, Doritos, entre otros. Cifras de Statista señalan que la marca se registró ventas por 7,049 millones de dólares en 2016.

Además, el retailer aumentó su deuda de manera sustancial cuando Bain Capital, KK y Vornado Realty Trust entraron en su capital con una compra apalancada de 6,600 millones de dólares en 2005. Estas firmas tenían previsto sacarla a bolsa y recuperar lo invertido pero su débil negocio hizo de esta posibilidad improbable.

Aerosoles, también está en la mira del Retail Apocalypse

Pero, Toys”R”Us no es el único retailer que se encuentra en dificultades. Recientemente, Aerosoles, una tienda especializada en artículos de moda dio a conocer que cerrará varios puntos de venta debido a que se enfocará en la división de comercio electrónico.

Por esa razón, la tienda está colocando una gran cantidad de descuentos en su tienda de Nueva York para así evitar su bancarrota.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL