Subir de peso es unas de las varias terribles consecuencias de las fiestas decembrinas (además de la resaca, los regalos vergonzosos y las deudas).

No obstante, no todo tiene que ser malo, en particular si tienes la intención de ponerte en forma.

El nuevo anuncio de Planet Fitness presenta a personas, animales e incluso objetos que rechazan a quien subieron de peso tras el manjar de Navidad y Año Nuevo.

La compañía, que cumple 25 años en el mercado, promete que no criticará a quienes lleguen con unos kilos de más al gimnasio.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL