Starbucks, la cadena internacional de café, inauguró la primera tienda operada por adultos mayores en México, la cual está ubicada en Corporativo Coyoacán, en la Ciudad de México.

De esta manera, la compañía entregará una oportunidad para que los adultos mayores se reintegren al mundo laboral. Desde su fundación, la compañía creará diversos programas de empleo, y logrará un equilibrio laboral en sus tiendas al contar con una plantilla laboral formada por colaboradores jóvenes y adultos mayores.

La tienda Starbucks Corporativo Coyoacán será la primera en contar con este modelo de inclusión laboral, además la marca prevé ofrecer empleo a 120 adultos mayores para 2019.

De acuerdo con el Consejo Nacional de Población (Conapo), México tenía 12,973,411 personas mayores de 60 años en 2017; 53.9 por ciento de los cuales eran mujeres y 46.1 por ciento, hombres; lo que representa el 10 por ciento de la población del país.

De igual manera, en el marco del Mes del Adulto Mayor, la Central de Abasto de la Ciudad de México, reconoció el trabajo, compromiso y dedicación de los empleados que forman parte del mercado mayorista. Según cifras del Fideicomiso Central de Abasto (Ficeda), d de los 90 mil trabajadores que laboran en el mercado, son 98 adultos mayores que laboran como operarios y 8 como mandos medios.

Sin embargo, hoy por hoy las personas adultas mayores tienen una contribución social y económica importante no reconocida con el trabajo no remunerado que realizan en sus hogares.

Se estima que, un 90.6 por ciento de las mujeres adultas mayores y 86.1 por ciento de los hombres realizan actividades domésticas y de producción primaria, y un 60 por ciento de ambos sexos realiza actividades de cuidado o apoyo para integrantes de su hogar, según datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del INEGI.

La fuente de ingresos de las personas adultas mayores varía según el sexo. Datos del Instituto Nacional de las Mujeres señalan que, 59.3 por ciento de las adultas mayores mexicanas obtienen ingresos a través de transferencias. Mientras que los hombres generan ingresos por medio de un trabajo o negocio (58.4 por ciento). 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL