México por fin rompe el cero en los Juegos Olímpicos de Río 2016 al obtener su primera presea de bronce, fue el boxeador mexicano, Misael Rodríguez, quién logrará la hazaña luego de perder por decisión unánime contra Melikuziev Bektemir, de Uzbekistán, en la semifinal de peso medio, hasta 75 kilogramos.

En la Arena Riocentro, Pabellón 6, los jueces favorecieron a su rival para marcar 3 a 0. Con esto, después de 10 días de la justa deportiva en Río de Janeiro, el pugilista lograba conseguir un lugar en el podio para México.

El atleta es originario de Parral, Chihuahua, aseguró la primera medalla para la delegación mexicana el lunes pasado tras vencer al egipcio Hussein Abdin Hosam, tras esto declaró que “las medallas después de ‘botear’ saben mejor”.

La razón de esa declaración se debe a que llegar hasta el ring olímpico no fue fácil para Misael. El atleta junto con otros de sus compañeros salieron a botear a las calles para poder pagar los gastos de su viaje al mundial de la disciplina en Qatar, Doha como parte de su preparación para Río 2016.

Estas dificultades son parte de la disputa entre la Federación Mexicana de Boxeo y la Comisión Nacional del Deporte (Conade). En 2015, cuando Alfredo Castillo inició un litigio para remover a Ricardo Contreras de la dirección de la Federación tras 23 años en ese cargo.

Además la Federación denunció que la Conade le retiró el apoyo económico porque los boxeadores salieran a las calles a pedir dinero; entre ellos Misael, a quién ahora será cuestión de tiempo para ver que marcas lo buscan para hacer estrategias de marketing con él.

La última vez que un peleador mexicano subió al podio fue en Sidney 2000, cuando Christian Bejarano obtuvo la medalla de bronce.

La final por la medalla de oro será entre el uzbeco y el cubano Arlen López.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL