Todos alguna vez hemos tenido como clientes la experiencia de encontrarnos con algún colaborador de una empresa en un mal día. Recientemente acudí a un pequeño negocio y me encontré con una joven vendedora que según mi percepción, ella creía que en los negocios un rostro endurecido era ideal para satisfacer al cliente. Además, su actitud hacia los clientes que atendía no era nada agradable.

La razón principal porque menciono esto es que, para los consumidores su experiencia en con el vendedor —o cualquier colaborador en una empresa— puede ser una clave que cambie por completo su relación con la marca y, dependiendo, puede convertirse en algo que haga que su posición hacia la empresa cambie de positiva a negativa.

Una sonrisa vende más que mil palabras

La sonrisa es un acto de bienvenida, de disposición hacia el otro. Además, si no sabes sonreír, no abras una tienda.

Para un vendedor e incluso, al mismo dueño del negocio es imperativo contar con una serie de habilidades o cualidades que le ayudarán hacer una diferencia en el trato con las personas que atiende.

Esbozar una sonrisa te puede ayudar a:

1. Comunicar confianza

Además, de mostrarte profesional, convertirás el primer contacto con el cliente en un momento agradable.

2. Mejorar tu apariencia

Si no te has dado cuenta cuanto realizas una venta, no solo vendes un producto un servicio con valor, también te vendes a ti mismo, tu valores, tus cualidades y actitudes florecen en un instante con el cliente, lo que te hará parecer un tipo más agradable.

3. Serenar el ambiente

Creo que esta es la principal razón para sonreír al atender a un cliente. Si la venta es un proceso ­­—en ocasiones— difícil. Cuando no te permites sonreír tranquilizándote no podrás demostrar que dominas la situación e incomodarás a tu cliente o prospecto. Dado que, todos nos sentimos cómodos con alguien que es capaz de comunicarnos confianza, serena el ambiente y además nos resulta agradable.

Comienza a sonreír al cliente

Al respecto, un estudio realizado por HPOL, en el que entrevistó a 1,000 Ingleses de edades entre 18 y 50 años de edad; reveló que el 85 por ciento sintió que la sonrisa de una persona era importante para una primera impresión, además el 86 por ciento percibió que una persona con una sonrisa es más atractiva.

En suma, el 71 por ciento sintió que una sonrisa ayuda a socializar más. Asimismo, el estudio dio a conocer que la sonrisa ayuda a causar una buena primera impresión.

La sonrisa en la Post-Venta

Como sabrás, el servicio post venta es también una fuente de ingresos, debido que, ayuda a la fidelidad de los clientes y brinda la posibilidad de conseguir nuevos.

Incluso, según estudios es una de las mejores formas de crear lealtad a la marca. Por ello, si empleas una sonrisa puede darte la oportunidad de que el cliente te cuente su experiencia con el producto, a la vez, darte su punto de vista del proceso de compra o proporcionarte alguna otra sugerencia que pueda ayudarte a mejorar.

Si tienes alguna sugerencia para poner en funcionamiento esta poderosa herramienta: la sonrisa, colócala en los comentarios.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL