La navegación diaria en Internet registra tiempos cada vez más prolongados a nivel mundial, esto motivado en gran medida por la revisión y actualización de redes sociales, entre las que destaca Instagram.

Aun cuando Facebook mantiene su liderato como la plataforma social con más usuarios en todo el mundo, Instagram no deja de ser relevante para millones de personas que diariamente entran a sus cuentas.

Según datos de TechCruch, a finales de 2018 se registraron mil millones de usuarios activos a nivel global, de los cuales alrededor de un 80 por ciento sigue alguna cuenta de ventas, mientras que cerca de 200 millones visitan uno o más perfiles de empresas diariamente en dicha red social.

En el caso de México se ubicó como la cuarta más usada, con una penetración de mercado de 57 por ciento, de acuerdo con información de Statista, quedando por debajo de Facebook, WhatsApp y YouTube con 98, 91 y 82 por ciento, respectivamente.

Haz de tus seguidores en Instagram clientes potenciales

Aunque las redes sociales no tienen como principal finalidad generar una venta directa, sí tienen el objetivo de atraer la atención de los usuarios, de mostrar contenido relevante sobre determinada marca y productos y con base en ello se despierte un interés por adquirir el bien o servicio que anuncia en social media.

Tal como sucede con Facebook, Instagram también es un buena plataforma para que una marca logre convertir a sus seguidores en clientes potenciales, algo que se puede conseguir mediante una serie de acciones como las descritas a continuación.

  • Cuidar pies de foto: Carolina Samsing, directora de Marketing para Iberoamérica de HubSpot mencionó que al tratarse de una red social muy visual, es importante mantener la calidad de las fotografías, lo cual también incluye una redacción correcta y atractiva para cada imagen, así como hacer algunas pruebas previas antes de hacer la publicación definitiva.
  • Revisar que no haya bloqueo de la cuenta: el proceso conocido como shadowban impide que un contenido de cierta cuenta se vea, es decir, lo bloquea. Para evitar que una imagen sea víctima de esta práctica, se sugiere agregar un hashtag a una fotografía, pedir que algunos usuarios que no sean seguidores la busquen y, de no aparecer, es posible que dicho contenido esté bloqueado.
  • Integrar la opción “comprar”: desde septiembre de 2018 Instagram ya cuenta con esta opción en publicaciones de cuentas de empresas, lo cual favorece su visita a tiendas online, sin que la persona abandone la cuenta.

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL