Los bienes raíces no son solo una útil de herramienta de inversión. Aquellos jóvenes que desean dedicar su vida profesional a estos desarrollos, tienen la posibilidad de entrar a una carrera muy satisfactoria. No solamente es una ocupación que reta a los expertos a superarse constantemente. También abre la posibilidad de apoyar a otras personas y familias a crecer su patrimonio para el futuro.

Pero estos beneficios no llegan por si solos. Los bienes raíces son una materia compleja que requiere de una significativa preparación académica y práctica. Entre los temas que deben dominarse, están conceptos como diseño, arquitectura, materiales, finanzas, mercadotecnia y hasta geografía. Pero uno de los más importantes que deben manejarse son los relacionados a la parte legal. Si no se conocen, afecta tanto a desarrolladores como inversores por igual.

Conceptos legales para bienes raíces

No tener el adecuado conocimiento legal en un proyecto inmobiliario significa un importante riesgo para el desarrollo. El profesional mismo puede sufrir importantes consecuencias de carrera, ya sea de reputación o laborales, por los conflictos que puedan surgir de su error. Los inversores y desarrolladores, por su parte, pueden meterse en litigios legales innecesarios. Conflictos que pueden representar un gasto importante, independientemente de la resolución.

De acuerdo con un vocero de RE/MAX México, son varios conceptos que deben conocer a profundidad los profesionales de bienes raíces. Apunta que estos elementos además están en constante cambio. Así pues, se vuelve necesario que los expertos inmobiliarios también se sometan a un proceso de actualización y capacitación continua. Solo de esta manera, apunta, se puede asesorar de mejor manera a los clientes en múltiples temas:

[Hay que dominar el] pago de impuestos municipales/estatales/federales, calculo de ISR; así como saber cuáles son los documentos que se requieren para poder obtener el beneficio de exención. [También hay que dominar el] proceso para obtener un crédito, cancelaciones de hipoteca, adjudicaciones, sucesiones testamentarias, intestados, títulos parcelarios y usos de suelo.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL