Febrero loco y marzo otro poco. En la industria del empleo los primeros meses del año son cruciales porque hay una gran cantidad de movimientos en las empresas. Es el momento que escogen los empleados y empleadores para renovarse.

Hoy conocimos el caso de Jeff Weiner, quien dejará de ser CEO de LinkedIn y cuyo reemplazo ya está listo, será Ryan Roslansky, el actual jefe de producto de la plataforma. Aunque sus razones no están claras, lo cierto es que sorprende porque en los últimos años, la firma de ha consolidado como la opción para encontrar buenos puestos de trabajo.

Sin embargo, este caso se suma a la reveladora cifra que un  estudio de Aspire, una agencia global de reclutamiento con sede en Singapur, el Reino Unido y los Estados Unidos, dio a conocer: el 50 por ciento de los empleados, está por renunciar.

De acuerdo con los números, la cifra es paralela al crecimiento de la generación de los millennials. Sobre ellos, para 2025 constituirán el 75 por ciento de la fuerza laboral mundial y en este momento ya se nota su dominio.

El informe examina cómo las oficinas con espacios abiertos, el home office y las horas de trabajo flexibles resultan determinantes para que un profesional elija permanecer en una compañía, al punto de que 73 por ciento de los empleados que lo prefiere tener un horario flexible que dinero.

Una vez teniendo claras estas razones, Aspire descubrió que el 50 por ciento de los candidatos encuestados aseguró que cambiaría de trabajo entre los últimos y los primeros meses del año; sólo 6 por ciento dijo que estaba feliz y que permanecería en su empleo entre 4 y 5 años más.

Esto es un trascendental para las compañías, para la transformación de reclutamiento a atracción de talento que exige el profesional actual.

Te recomendamos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL