En febrero, el gobierno francés promulgó una ley en la que prohibe a los supermercados tirar o destruir comida que no se venda y en cambio donarla a organizaciones de caridad o a bancos de alimentos y ahora es Estados Unidos a través de Starbucks quien está siguiendo la misma medida.

De acuerdo con Millward Brown, Starbucks fue el segundo fast food retailer más valioso en el 2015 pues tuvo un valor de marca de 29 mil 313 millones de dólares (mdd), sólo por debajo de McDonald’s con 81 mil 162 mdd, lo que demuestra su poderío en dicho sector.

En entrevista con CNN, Howard Schultz, CEO de la marca indicó que a partir de este año todos los alimentos que no se vendad serán donados a Feeding America, una organización, una red nacional de bancos de alimentos, esta medida aplica en sus más de siete mil puntos de venta en Estados Unidos.

Schultz señaló que con este plan alimentario se busca donar poco más de cinco millones de comidas que incluyen sus clásicos sándwiches, paninis y ensaladas, pues de acuerdo con datos del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA por sus siglas en inglés) entre el 30 por ciento y el 40 por ciento de la comida de aquel país es desperdiciada.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL