Restyling y rebranding, ¿la única salida para los partidos políticos que perdieron las elecciones?

Para recobrar la confianza del electorado, algunas organizaciones están considerando la opción.

660

Ya ha pasado poco más de un mes desde que se llevaron a cabo las elecciones locales y federales en México. En una votación histórica, pues, de los 89 millones que conforman el padrón electoral, de los cuales se estima que más de 30 millones (que fue poco más del 50 por ciento de los sufragios recibidos ese día) emitieron su voto para el actual presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador. Sin embargo, de acuerdo con datos de consulta Mitofsky, se estima que más del 60 por ciento de los mexicanos no elegiría al candidatos del PRI en las elecciones. Esto nos lleva a pensar, ¿acaso el restyling y el rebranding son las únicas soluciones para partidos como el antes mencionado?

Le pasado 22 de julio, luego de que René Juárez Cisneros dejara la presidencia nacional del Partido Revolucionario Institucional, Claudia Ruiz Massieu, actual titular de la organización, comentó que una de las opciones para sacar adelante a su partido era la refundación del mismo, lo que implica un rebranding y un restyling.

La mañana de este 3 de agosto El Economista dio a conocer que siete de cada 10 priístas consideraron que el partido debe reconstituirse. Además de esto 47. 3 por ciento de sus afiliados ha considerado que la organización debe cambiar de imagen.

Aunque los ciudadanos asocian con una alta carga negativa con sintagmas como PRI o Partido Revolucionario Institucional, la organización no sólo debe cambiar su imagen y nombre, sino que debe también depurar sus filas, pues muchos de sus afiliados que han tenido una actuación incorrecta en su desempeño público están muy ligados con el partido, lo cual sigue dando una visión negativa.

Algo similar pasa con otras organizaciones como el Partido Acción Nacional o el de la Revolución Democrática: más allá de cambiar el packaging, necesitan modificar todo su interior para volver a ganar la confianza del electorado.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL