• En la Ciudad de México se registraron 4,152 casos por coronavirus COVID19, según el gobierno capitalino.

  • Las multas que podrían enfrentar empresas como La Parisina y Recórcholis podrían ir de los 21,720 a los 434,400 pesos por cada trabajador despedido.

  • Hasta el conteo presentado el día de ayer por la Secretaría de Salud, el número de pacientes confirmados con el patógeno suman 15,529.

Tanto el gobierno federal como el capitalino han sido muy claros respecto a su posición sobre que las empresas despidan o bajen el sueldo de sus colaboradores durante la pandemia que se está viviendo actualmente. De manera similar a la inspección que se realizó de la mano con la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) para detectar los negocios no esenciales que seguían operando, las autoridades de la Ciudad de México han hecho investigaciones para detectar a las empresas que han despedido a sus empleados durante la emergencia sanitaria, como es el caso de La Parisina y Recórcholis.

De acuerdo con las investigaciones realizadas por el gobierno de la Ciudad de México, hay el menos 123 empresas, entre las que se encuentra La Parisina y Recórcholis, que han dado de baja a sus colaboradores en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), lo que conlleva a despidos. Además de verificar con la institución de salud, también se cruzó la información con los datos de las denuncias presentadas ante la Procuraduría en la Defensa del Trabajo.

Sin embargo, además de La Parisina y Recórcholis, otras de las empresas que figuran en la lista son Construcción Jamila, Lila Superpersonal, Holding Restaurantes, Orion Integración, Desarrollo y Talento y Dupperclean Service, empresa que presentó el despido de 1,917 personas ante el IMSS.

Es importante mencionar que las autoridades capitalinas han mencionado que las empresas que despidieron a varios de sus empleados a raíz de la cuarentena como lo ha hecho Recórcholis y La Parisina serán sancionadas dentro de los periodos administrativos establecidos por la ley, de tal modo que se impondrán multas que irán desde los 21,720 a los 434,400 pesos por cada una de las infracciones en las que se haya incurrido, pero esta será definido en función de los daños provocados, la gravedad del delito e incluso la capacidad económica de la empresa.

Además de “balconear” a las empresas que despidieron a sus empleados, el gobierno de la Ciudad de México mencionó que hay empresas que siguen siendo inspeccionadas por denuncias, como es el caso de Starucks, Office Depot, el Portón y la Cervecería de Barrio.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL