La sustentabilidad es una tema que está afectando a diversas industrias alrededor del mundo. La moda es una de estas industrias donde las iniciativas para promover el cuidado de los recursos es sumamente importante. 

De acuerdo con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), la industria textil es la segunda más contaminante del mundo, la que utiliza el 25 por ciento de los productos químicos el mundo, así como la que utiliza más agua que cualquier otra industria, excepto la agricultura.

La industria de la moda se está moviendo hacia un consumo sostenible, procesos de producción suntentables, así como diseños atemporables y duraderos. En Latinoamérica, el mercado de la moda se valora en 160 mil millones de dólares, siendo entre el 8 y 10 por ciento del mercado global.

Se estima que en la actualidad, México y Brasil son los mercados más grandes de la moda en América Latina, mientras que los mercados en crecimiento son Colombia y Perú.

Las iniciativas de las marcas apuestan por el reciclaje como solución a los efectos de consumo de la moda. H&M, por ejemplo, llevó a cabo una campaña de reciclaje, con la cual recolectó 20,649 toneladas de prendas para reutilizar. Monki, es otra de las marcas que hace del reciclaje un oportunidad para generar menos residuos. Una de las metas de Monki es alcanzar las 100 toneladas de prendas recicladas para 2020.

Más artículos que te pueden interesar:

El reporte H&M Hennes & Mauritz – Sustainability Report 2017 de H&M, muestra la cantidad de prendas recolectadas por el esquema de reutilización y reciclaje de H&M en todo el mundo desde 2013. En es año, H&M recolectó 3,047 toneladas de textiles a través de su iniciativa global de recolección de prendas, cifra que continuó aumentando a lo largo de los años, alcanzando los 7,684 toneladas en 2016, 12,341 (2015); 15,888 (2016) y 17,771 en 2017.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL