En marketing es sabido el gran amor que las marcas profesan por sus consumidores, y prueba de ello es el esfuerzo constante por presentarle campañas y productos que atrapen su atención y cubran sus necesidades, y expectativas.

Sin embargo, hay un punto que poco se aborda en retail. Se trata de la atención que el shopper da a los cajeros, a los promotores o a la marca como tal.

Si bien cada tienda cuenta con un área de atención al cliente, un espacio donde los compradores pueden realizar comentarios tanto negativos como positivos del servicio que reciben en la tienda, pero no hay un área que se encargue de, literal, poner un alto a los consumidores que agreden a los trabajadores de las tiendas.

Únicamente está el área de Seguridad, no obstante, es una política que sigue estando por debajo del promedio de cumplimiento con 73% y que representa una importante área de oportunidad para los retailers, acorde con el estudio TOP Retail que realiza la consultora Agasys.

Como ejemplo, veamos el caso de la llamada #LadySoriana

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL