En la mayoría de los casos la mercadotecnia no funciona de manera causal, sino que cada acción y cada estrategia requiere de una ruta de acción, de un camino trazado con metas bien definidas que nos ayuden a conseguir un objetivo determinado. A esta especie de mapa se le conoce como plan de marketing, el cual cuenta con sus propias particularidades que debemos tener muy presentes al trabajar con él. ¿Qué debemos tomar en cuenta para su realización? En las siguientes líneas mencionaremos los puntos más importantes respecto a este tema.

Uno de los aspectos que debemos considerar en la realización de un plan de marketing es la realización de un análisis FODA (de fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas), esto con la finalidad de comprender dónde se está parado, con qué se cuenta en un determinado momento y qué puede poner en riesgo la realización de nuestros planes, con a finalidad de reestructurarlos y tomar decisiones estratégicas de negocio.

El presupuesto y los tiempos que se tienen para cumplir ciertos objetivos también son importantes al momento de realizar un plan de marketing. Conocer el monto de la inversión que se puede realizar nos ayuda a definir qué acciones se puede costear y habrá que dejar para otro momento. Saber cuál es el tiempo que tenemos para trabajar nos ayuda a saber con qué tanta velocidad tenemos que correr ciertos procesos para que todo pueda llevarse a cabo de manera normal.

Por supuesto, toda plan de marketing debe estar pensado para un público meta determinado. A partir de su conocimiento se puede establecer cuáles son las acciones que nos ayudan a conectar más con él en incluso cual es el tono de comunicación que debemos adoptar para que nuestras campañas tengan un mayor éxito.

¿Cómo vamos a medir todas las acciones que realicemos? Esa es otra de las preguntas importantes que debemos hacer al trabajar con este tipo de planificaciones en mercadotecnia.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL