En el último semestre, España se convirtió en uno de los países que ofrecen las mejores condiciones para operar a los grandes minoristas. Esto se debe a que el consumidor español sigue referendo realizar sus compras en las tiendas físicas.

Debido a esta demanda latente en el mercado español, los minoristas más importantes han rediseñado sus estrategias comerciales para seguir contando con la p con la lealtad de sus clientes. Empresas como mercadona, el corte inglés, carfur entre otros incorporado tecnologías a sus.s debe con con la finalidad de mantenerse relevantes ante las demandas actuales de consumo.

De hecho, recientemente una marca española de retail fue considerada la marca más valiosa de España en 2017, hablamos de Zara. De acuerdo con un ranking de Kantar Millward Brown y WPP, la marca española tiene un valor de 25,135 millones de dólares. Lo cual indica que es una marca orientada al consumidor, es decir, una marca que entiende mejor las necesidades de los consumidores que la competencia. Además, esto señala que a logrado la excelencia a través de una estrategia de marketing diferenciada.

Pero, ¿Zara y otros retailers españoles podrán seguir destacando ante la llegada de Uniqlo al mercado del Viejo Mundo? Habrá que esperar los resultados. La cadena japonesa de ropa apuesta por competir a través de su plataforma de venta por Internet, de esta manera quiere obtener una parte del mercado español. De hecho, medios locales llaman a esta tienda el “Zara japonés” debido a que es una de las marcas más grandes a nivel mundial del sector de la moda.

Los retailers españoles deben comprender el impacto que está causando Uniqlo en España. La firma japonesa habilitó una estrategia omnicanal, que permite a los consumidores comprar en línea y recoger su pedido en el punto de venta. Por tanto, el retailer japonés marcará el paso de la evolución del sector minorista en El Viejo Mundo.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL