La venta online, en sí misma, es una forma innovadora de compra que llevó los productos a un mundo digital, pero que al mismo tiempo no puede prescindir de ciertas tecnologías para mejorar su desempeño.

Aun cuando el comercio electrónico ya es una realidad global, hay zonas en las que el nivel de compra y venta, así como la preferencia por este modo de adquisición de bienes y servicios es mayor.

Información de Statista muestra que Asia fue la región geográfica en donde el comercio electrónico tuvo más relevancia, al reportar 12.1 por ciento de participación, seguido de Europa occidental con 8.3 por ciento, y América Latina en el cuarto sitio con 1.9 por ciento.

Comandos de voz y Realidad Aumentada, las nuevas apuestas del e-commerce

El sólo hecho de comprar mediante una tienda online vino a revolucionar a la industria minorista, haciendo de ella un sector omnicanal que acapara tanto a shoppers tradicionales como a los nativos digitales.

Sin embargo, para garantizar que la experiencia de compra también sea llevada a un canal online y con ello beneficiar las ventas e ingresos de las marcas de retail, el comercio electrónico busca innovar dicha experiencia con la integración de dos nuevas tecnologías que, si bien ya son aplicadas en otros ámbitos, en el sector minorista están recién ingresando.

La primera de ellas son los comandos de voz. Ejemplos como Alexa de Amazon o Siri de Apple son muestra de que el shopper digital cada vez responde mejor a este tipo de tecnología, la cual podría crecer hasta en un 50 por ciento al finalizar este año, según pronósticos de la firma Gartner.

Por otro lado, la Realidad Aumentada (RA) es también otra de las tecnologías que el e-commerce usará en mayor medida en próximos meses.

Tiendas como Sephora, minorista de cosméticos, fue una empresa que ya implemento este tipo de tecnología. A través de la empresa Modiface, la tienda podía ofrecer una imagen previa de cómo luciría la mujer con un determinado maquillaje, sin necesidad de estar realmente maquillada.

Ejemplos como estos indican la relevancia que están tomando estas tecnologías disruptivas en la industria del retail mundial, lo cual sin duda responde a los nuevos hábitos de compras, pero también a hacer de la tienda una marca más competitiva.

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL