Cada una de las marcas que existen en el mundo se dirigen a cierto tipo de mercado. No obstante, en los últimos años muchas de ellas se han ocupado de incrementar su alcance en otros consumidores, por lo que han puesto especial atención en millennials y la generación Z.

La generación millennial, o los consumidores que son parte de este segmento poblacional, son aquellos que nacieron entre 1981 y 1994, una generación que se caracteriza por el uso de nuevas herramientas tecnológicas, así como por el uso constante de dispositivos móviles, especialmente el smartphone, y se distinguen por anteponer su satisfacción y prioridades.

Por su parte, la generación Z, además de ser nativos digitales, buscan investigar y conocer más sobre lo que consume en términos de contenido, además de mostrarse un tanto más independiente y buscar soluciones puntuales, sin esperar a que alguien más se las proporcione.

Luis Martínez, director de Marketing de Hasbro comentó durante su participación en el Congreso Nacional de Marketing Digital 2019, que en el país casi el 70% de los internautas en están compuestos por ambas generaciones, mismas que conjuntamente representan casi el 50% del total de la población en México.

¿Cómo hablarle al consumidor millennial y generación Z?

A pesar de que los millennials y la generación Z nacieron en épocas diferentes y tienen hábitos de consumo distintos, algo que tienen en común es que todos aman las marcas, en distinta medida y de manera diferente, lo cual representa una oportunidad para que conecten a través de una estrategia clave: el contenido.

En entrevista, Luis Martínez comentó que si bien los contenidos ayudan a forjar consumidores más fieles, a generar conversación y a mejorar el branding, dicha estrategia requiere de una estrategia, la cual debe considerar los siguientes elementos:

  • Datos personales del consumidor, así como su comportamiento y consumo de contenidos, y qué es lo lleva a sentir gusto y afinación por cierta marca.
  • Contar historias relevantes y que aterricen en casos cotidianos de la vida de los consumidores, pues así será más sencillo que la conexión emocional se dé, lo cual beneficia también la recordación.
  • Utilizar los formatos correctos, pues tanto millennials como la generación Z tienen contenidos favoritos a los que responden de mejor manera y los cuales les permitirán recordar un mensaje y la marca que hay detrás.
  • Recurre a las redes sociales adecuadas, es decir, a las que responda mejor cada target, algo que requerirá un conocimiento previo detallado de los públicos que den cuenta de qué plataformas de social media son sus preferidas.

Puedes consultar:

Generación Z: ¿cuáles son sus preferencias y hábitos de consumo?

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL