El marketing BTL, del mismo modo que otras ramas de la mercadotecnia, se basan en las acciones para darle a conocer al público meta un mensaje en particular. Sin embargo, las actividades y canales que se escojan no deben ser seleccionados al azar, sino que tienen que ser considerado de acuerdo a sus necesidades, además de que también de debe tomar en cuenta al target al que va dirigida una campaña de comunicación. Esto está íntimamente ligado con lo que se refiere al plan de medios, sobre el cual te platicamos en las siguientes líneas.

Un plan de medios se puede definir como la selección y programación de los canales y acciones de marketing que se van a realizan como parte de una campaña de comunicación la cual está dirigida a un cierto público meta.

Por ejemplo, supongamos que trabajamos con una marca de ropa para caballeros, la cual está diseñando su plan de medios para todo el año. Hay algunas de fechas que se consideran fuertes, como es el caso de Navidad, Día del Padre e incluso la temporada de rebajas. Entonces, la firma ya sabe en qué momentos realizar un trabajo más intensivo. Buena parte de sus acciones estarán concentradas en el punto de venta, como la generación de material POP o el desarrollo del visual merchandising. La finalidad del mensaje será que la gente aproveche sus precios especiales de temporada.

Para hacer un plan de medios precisamente es necesario considerar algunos factores fundamentales: a quién va dirigida una estrategia (o sea, el público meta), cuáles son las metas que se quieren lograr, cuál es el mensaje que se quiere transmitir, cuáles son los medios que se quieren utilizar, cuál es el presupuesto con el que se cuenta y cuándo se piensan implementar dichas estrategias.

Toda esta información de pone por escrito y cada decisión que se tome respecto a esta planeación debe estar basada en datos e información, con la finalidad de las elecciones que se hagan sean lo más estratégicas posibles.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL