En el mundo empresarial existen diversas definiciones de un modelo de negocio. Algunos economistas lo definen como una herramienta de análisis que permite saber quién eres como persona moral, qué haces, con qué medios y qué fuentes de ingresos vas a tener.

Un modelo de negocio es el previo al plan de negocio y en pocas palabras es el que permite definir qué vas a ofrecer al mercado.

De acuerdo con Alejandro Corona, director de Mercadotecnia de ASPEL, hay tres pasos básicos para implementar un buen modelo de negocio:

1) Uno de los más importantes es que realmente se tenga una idea clara desde el principio de los objetivos que se tiene como empresa; que se tenga una radiografía precisa de la industria. Dónde viven tus marcas, cuáles son realmente las expectativas dentro de la industria y de qué manera podrías generar innovación para poderlo escalar a un modelo de negocio.

2) El usuario. Tienes que tener absoluta claridad de quién es tu usuario, y es muy importante saber de qué manera tú podrías contribuir en mejorar y elevar su nivel de calidad de vida.

3) La producción de la estrategia. Para esto se requiere un porcentaje muy pequeño de inspiración (1%) y mucho de transpiración (99%). Hay grandes ideas que son realmente difíciles de producir, pero gran parte del éxito está en la producción de la idea.

Foto: Shutterstock

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL