El category management, es una estrategia que permite definir las diferentes categorías de negocio con el fin de producir mejores ventas, que a su vez, estarán basadas en los requerimientos del consumidor.

Este método es ideal para puntos de venta, ya que se refiere a la creación de grupos administrables de productos que, durante su contacto con el consumidor, podrán ser sustuibles o interrelacionados.

Muchas de las grandes marcas que se comercializan mediante supermercados y tiendas de autoservicio, usan el category management como un recurso para medir la rotación o velocidad de los productos, así como su rentabilidad.

Del mismo modo, el category management resulta una herramienta altamente funcional para la definición de estrategias.

¿Cómo se efectúa el category management?

Coca-Cola es un buen ejemplo del category management en acción, ya que al igual que marcas como Nestlé y Danone, su estrategia se basa en la administración de grandes espacios dentro del punto de venta que permitan una colocación de los productos en el lugar correcto.

Por lo tanto, para establecer una estrategia mediante el category management, es importante que las marcas tengan en consideración factores como:

  • Precios de venta
  • Rotación
  • Tinda
  • Región

Del mismo modo, es importante considerar que cada categoría es diferente, aún siendo de la misma marca. Por lo que la administración deberá ser única para cada una, teniendo siempre el objetivo de potencializar su eficiencia.

Siendo así, cuando la ubicación del producto se centra en estos aspectos, se logra estar en sintonía con el orden mediante el cual los consumidores realizan sus compras. Asumiendo que cuando una persona está haciendo un recorrido dentro del supermercado, no busca pan de caja en la zona de tecnología.

Te recomendamos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL