¿Qué es descremado de los precios y por qué es tan importante?

Este importante término nos explica los motivos de las variaciones de precios que sufren algunos productos.

9052

Debido a su relación tan estrecha con la fijación de precios, el marketing BTL, el retail y la economía van de la mano. En artículos anteriores hemos tenido oportunidad de explicar algunos de los fundamentos elementales de la ciencia económica como la ley de la demanda, la elasticidad y el coste de oportunidad. Hay otro concepto que también tiene una relevancia vital en el mundo de las ventas minoristas y de la mercadotecnia below de line: el descremado de los precios. ¿Qué es lo que significa? ¿Por qué es tan importante? Esto es sobre lo que platicaremos en las siguientes líneas.

¿Qué es el descremado de precios?

Considerada tanto una estrategia como un discriminación de precios, el descremado, o desnatado como también se le conoce, consiste en cobrar un precio máximo que un cliente está dispuesto por un producto, el cual, posteriormente irá bajando con el tiempo, de acuerdo con sitios como Lokad y Economipedia.

Un ejemplo muy claro sucede con los electrónicos. Cuando salen productos nuevos de esta línea, usualmente tienen precios muy elevados, los cuales sólo pueden ser pagados por un determinado tipo de shopper (consumidores pioneros). Al bajar el precio a un nivel intermedio, otro tipo de compradores (consumidores intermedios) pueden adquirirlos y otros con menos poder adquisitivo (consumidores tardíos) se pueden esforzar en conseguirlos, aunque eventualmente estos últimos podrán pagarlos con cierta facilidad una vez que el precio disminuya aún más.

De acuerdo con Lokad, el principio en el que se basa el descremado de precio es lo que se conoce como precio de reserva, concepto que refiere a la cantidad máxima de dinero que un cierto tipo de compradores están dispuestos a pagar por un producto.

¿Por qué es importante el descremado de precios?

El principal objetivo de esta estrategia de precios, de acuerdo con Vivo Emprendiendo, es explotar al máximo los ingresos por un determinado producto.

Esta discriminación de precios puede ser utilizada cuando principalmente en cinco casos. El primero de ellos es cuando se quiere aprovechar la calidad del producto. La segunda sería cuando sólo hay una producción limitada del artículo. La tercera se trata cuando se introduce un nuevo producto en el mercado. La cuarta es cuando cuando se busca obtener un margen de utilidad alto para recuperar la inversión. La quinta es cuando aquello que se vende está protegido por barreras de entrada ante la competencia, según detalla Vivo Emprendiendo.