¿Qué debes considerar para crear un buen logotipo?, resulta ser una pregunta pertinente cuando estás por emprender un negocio y aún no sabes por dónde empezar.

Un logotipo es un conjunto de formas, símbolos, colores, y en ocasiones letras, que se asocia a una marca o empresa, lo que refleja la identidad corporativa de la misma.

El logotipo de cualquier marca siempre está presente en cada una de las acciones de comunicación con sus clientes, durante el proceso de branding y/o el reconocimiento de la brand, lo cual lo hace el elemento más reconocible de la imagen corporativa de una empresa. Pero este no será de mucha ayuda cuando su diseño no refleja la identidad de la marca. Sin importar el medio que se utilice para difundirlo, el logotipo debe tener tal impacto que hará que cada persona que lo mire lo recuerde, sin necesidad de estar mirándolo.

De acuerdo con el libro “Así se manipula al consumidor”, de Martin Lindstrom, a los 3 meses de edad el 40 por ciento de los bebés ya han sido expuestos a una pantalla; y a partir de los seis meses de edad los niños ya son capaces de formar imágenes mentales, y por tanto, se quedan con lo que ven y podrán reconocerlo aunque lo vean en otro contexto y bajo circunstancias distintas. 

Para que tu logo sea recordado por cada persona que lo mire, antes de poner manos a la obra en su diseño, estos son tres elementos que debes considerar para que tenga el impacto que deseas.

Hacer estudio de mercado y de la competencia

Diseñar un logotipo no es cualquier cosa. Es algo que lleva mucho trabajo porque empieza a crearse a partir de la imagen que se pretende reflejar de la empresa, su filosofía y sus puntos fuertes. Su concepción se debe originar de estudios o sondeos de la opinión de los consumidores sobre 3 ó 4 propuestas de diseño iniciales. Además de distinguirse en su diseño, debe diferenciarse de sus competidores y de otro tipo de empresas.

Buscar originalidad

Un diseño de logotipo original contribuirá a dotar a tu negocio o marca de una imagen comercial novedosa y atractiva. Asegúrate que el diseño que se apruebe no sólo esté a la moda sino realmente sea diferente de los demás. Es recomendable echar una mirada a los logos de tu competencia directa e indirecta. Para ser original y adecuar el logo a objetivos de mercado evita recurrir a vectores gratis o imágenes de algún sitio en Internet. Un logo original es creado y diseñado exclusivamente para el cliente que lo ordena y debe reflejar identidad e individualidad. Copiando a otros o usando recursos o galerías no es la manera de hacerlo.

Trabaja en un diseño flexible

El diseño debe ser adaptable y coherente con la imagen de la compañía para utilizarse en diferentes medios de comunicación. Para lograrlo se recomienda desarrollar los signos gráficos establecidos por la compañía en su imagen y todas sus posibles variaciones: forma, color, tamaño, entre otros elementos de diseño. El objetivo final de un logotipo es promover la identidad visual en la forma más conveniente, consistente y eficiente.

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL