En México, el 73% de la población ha comprado en línea al menos una vez. Este alto porcentaje desafía a las marcas a especializarse en cuanto a promociones en línea para, así, conseguir el impacto deseado en plataformas digitales como laptops, tablets o smartphones y diferenciar sus estrategias promocionales de las que lanzan en las cadenas de retail y en cualquier tienda física.

Notas relacionadas:
4 tendencias de marketing interactivo para dominar en 2016
5 recomendaciones para crear un call to action en una campaña online
Big Data, engagement online y nuevas tecnologías, tendencias para el futuro del retail

Fernanda Millán, country manager de AlmaBox, una tienda online de cosméticos, considera que desde el inicio el e-comerce siempre ha funcionado con una lógica de catálogo en los websites y los medios eran muy orientados a lógica de adquisición (CPA, costo por adquisición).

Además, “al estar inspirado en el retail offline se presentan problemas de estrategia como es la guerra de precios ya que todo esta orientado a la mejor oferta y hay muchos competidores”. No obstante, de acuerdo con Millán, para tener éxito en el mundo digital una promoción en línea debe cumplir al menos los siguientes puntos:

1. Contextualizar el producto en diferentes entornos.
2. Desarrollar los métodos de pago (Este es uno de los puntos más importantes ya que entre más métodos de pago se ofrezcan es más probable que el cliente pueda efectuar la compra).
3. Precio atractivo y justificado.

En definitiva, Millán considera que una de las principales ventajas de una promoción online frente a una offline es que “podemos utilizar a nuestro favor la generación de contenido, esto es algo que la promoción en una tienda física no ofrece”.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL