Son muchas las marcas que cuentan con grandes espacios de producción para las diferentes actividades que se involucran en la fabricación de productos. Posteriormente, al procesamiento, los productos se llevan a las cadenas de minoristas, quienes se encargarán de venderlas en pequeñas cantidades o en mayoreo a los consumidores finales.

En las diferentes categorías de productos es común ver distintos tipos de envasado y empaque, los cuales tiene similitudes por aspectos básicos. En suma. Existen productos que requieren determinados envases y empaques para su venta, dado que las leyes exigen que cumplan con estrictas reglas de envasado y etiquetado debido al contenido que se ofrece al consumidor.

De acuerdo a datos de IDC, el gasto destinado a software de empaquetado en Estados Unidos fue de 233.2 miles de millones de dólares en 2016, y se prevé que este gasto aumente a 250.1 en 2017. No obstante, esta cifra seguirá creciendo, dado que en 2018 el gasto destinado alcanzará los 268.4 millones de dólares.

Debido a esta causas, es necesario examinar los diferentes tipos de packagingya que para las empresas que lo requieren representa un gasto importante.

En la siguiente imagen podemos observar que existen tres tipos de packaging:

packaging
(Foto: Guillermo Cortés / InformaBTL)

El primero que vale la pena destacar se conoce como packaging terciario o embalaje. En la imagen lo podemos detectar con el logotipo y la mascota publicitaria de la marca e información de su contenido.

Este tipo de packaging se utiliza para el transporte y almacenaje de los productos. Y como puedes apreciar, lo podemos encontrar exhibido en la cadena minorista, pero también en los centros de distribución o almacenamiento.

El segundo tipo de packaging se encuentra como contenido del embalaje. Lo podemos llamar el packaging secundario; se trata del empaque que contiene varias piezas del producto que se pone a la venta. En la imagen que utilizamos como ejemplo, podemos observar que contiene 18 piezas del producto.

Finalmente, encontramos el packaging primario. Este lo puedes identificar gracias a una de sus principales características; es el empaque que protege, sostiene y conserva el alimento o producto. De esta manera, los consumidores pueden tener contacto directo con el producto, además, pueden observar su calidad y decidir si es lo que necesitaban. El packaging primario lo podemos encontrar fabricado de diferentes materiales: plástico, vidrio, etc.

Después de examinar este ejemplo, danos tus comentarios, ¿hay algo que hace falta agregar?

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL