• Filipinas se encuentra uno de los centros comerciales más grandes del mundo, el SM City North EDSA, con 5.36 millones de pies cuadrados.

  • En dicho país, las tiendas de conveniencia alcanzaron un crecimiento del 20 por ciento para el 2017, respecto al año anterior, según Nielsen.

  • El hombre, que trabajaba como guardia de seguridad, se entregó a la policía después de varias horas de negociación.

Ante la crisis sanitaria provocado por el coronavirus en prácticamente todo el mundo, se ha creado una gran incertidumbre en la economía mundial, la cual, según información de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), se puede reducir a 2.4 por ciento para este 2020. Ciertamente, en los países en vías de desarrollo se ha convertido en un verdadero reto el encontrar un nuevo empleo, por lo que las personas buscan cuidarlo, con la finalidad de que nos les falta el sustento. Sin embargo, hay quienes ante un despido pueden perder por completo el control, como es el caso de un exempleado en Manila, Filipinas, quien tomó como rehenes a 30 personas en el centro comercial en el que trabajaba, pues según su versión fue despedido de manera injustificada.

V-Mall es el centro comercial en el que pasaron los incidentes, el cual se encontraba lleno a la hora a la que el exempleado decidió tomar como rehenes a otros colaboradores de la plaza de Filipinas. Es importante mencionar que este tipo de lugares se encuentra particularmente llenos, debido a que entre los locales con los que cuenta se hayan hospitales o incluso centros religiosos.

El exempleado, al ingresar al centro comercial, lanzó varios disparos, algunos de los cuales hirieron a un elemento de seguridad de V-Mall, mientras que, en una acción inmediata por parte de la policía de Filipinas, se desalojaron al resto de los clientes que se encontraban en dicho espacio, de tal modo que tan sólo 30 individuos quedaron como rehenes del tirador.

Las negociaciones con el exempleado del centro comercial tardaron varias horas, de tal manera que después de nueve horas, según lo comentado por la agencia de noticias EFE, se dejaron libres a los rehenes, mientras que el tirador aceptó entregarse a la policía. Por su parte, los administradores de V-Mall se disculparon por haberlo contratado, mientras que el criminal argumentó que fue despedido injustamente.

Cabe destacar que V-Small no es el centro comercial más grande de Filipinas, sino que ese puesto le corresponde a SM City North EDSA, cuya extensión, según WorldAtlas, es de 5.36 millones de pies cuadrados. Cabe destacar que en dicho país, las tiendas de conveniencia son las que tuvieron un mayor crecimiento, pues de 2016 a 2017 consiguieron un incremento del 20 por ciento, de acuerdo con datos de Statista.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL