Para el proyecto Life Is Electric se realizó un experimento en el que se cargaron 21 baterías eneloop con energía producida con actividades de la vida diaria. Se capturó la energía de un hámster gracias al funcionamiento de las ruedas de ejercicio, también del Pom-Pom Pom alegre de enérgicas porristas agitando sus pom-poms; entre otras dinámicas hasta tener 21 tipos diferentes en total.

Life Is Electric de Panasonic está cambiando la forma en que la gente concibe el proceso de transformar la electricidad a partir de algo lindo, hermoso y novedoso que las personas pueden relacionar a nivel personal. El proyecto se presentaría para fomentar el crecimiento de los científicos del futuro y también se buscaba incorporar en los programas de diseño de información teórica y ciencia del diseño en la Universidad de Kyoto Seika y la Universidad de Kyoto De Arte y Diseño.

Las baterías únicas producidas por el proyecto también estarían en venta a través de Amazon Japón al mismo precio que las baterías eneloop regulares, permitiendo que el mensaje del proyecto llegue a los consumidores de todo Japón.

Así, Panasonic creó un emotivo plan para darle un valor menos banal a las electricidad con que están cargadas las baterías regulares. El mercado de las baterías desechables es tan automatizado que esta vez la firma decidió poner a la venta pilas cargadas con acciones que se relacionan directamente con el consumidor.

La campaña fue galardonada por el impulso de venta de pedir en el mostrador una batería cargada del pedaleo en una bicicleta.

Por ello, Panasonic se llevó el Grand Prix en Direct por Craft en la categoría Art Director & Design.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL