Quiero compartirles que fue gracias a sus comentarios que tuve material para escribir esta semana. Pues descubrí que tener y hacer uso de la opinión es una especie de publicidad a menor escala que los medios tradicionales, con la potencialidad de convertirse en problemas agudos, o como diría el chileno Andrés Silva, pueden volcarse en verdaderas “tormentas digitales”.

Además de la “comentocracia” y el uso cada vez más latente de las redes sociales, debemos de comprender que la “micropublicidad” es una clase de herramienta publicitaria que se basa en minimizar los esfuerzos (menos recursos), reducir los mensajes y estrechar las distancias entre los interlocutores.

El veinte me cayó cuando estaba frente a un cajero de Banorte y en la parte superior de la pantalla me encontré unas “tarjetas-flyers-promocionales” de una empresa de créditos denominada PréstamoFeliz, la cual puede ver en la imagen.

Cajero banorte

Lo sobresaliente de este pequeño despliegue publicitario es que se encontraba dirigido a jubilados y pensionados. En la parte frontal del material, se precisa a ellos se les puede prestar hasta $100,000, se anexan los requisitos al reverso, y al interior aparece un espacio para rellenar, donde aparecen los datos de un ejecutivo. El esfuerzo es sencillo, directo e invita a la acción, justo como lo hace el BTL.

Se preguntará porqué mi corazón “btlero” se lleno de alegría cuando vio la anterior activación empírica y limitada en acceso a recursos publicitarios. La razón fundamental es que al colocarse en cajeros de manera deliberada y apócrifa (sin permiso del banco), representan una especie de guerrilla mercadológica. Además, el estar presentes donde los jubilados y pensionados revisan sus estados de cuenta, sacan dinero e incluso hacen pagos, se contactan muy focalizadamente, lo cual es una genialidad que merece reconocerse.

Saliendo del cajero, me dirigí a un estacionamiento público para regresar a casa, donde me topé con otro buen ejemplo, tal vez común desde el aspecto de la imagen corporativa, pero a su vez innovador por la capacidad de incluir datos de contacto desde el punto de vista del marketing directo, sin borrar además ese icono mental que tenemos del trasporte que suelen usar los grupos de mariachis.

Anuncio de Mariachi en camioneta

Para concluir, quiero destacar la amplia funcionalidad del microBTL, les he expuesto un trio de ejemplos, le he comentado las características principales y deseo recordarles que vivimos en la era en la que el simple aleteo de una mariposa, puede desencadenar en un terremoto del otro lado del mundo (parafraseando una bellísima lección que aparece en la película Efecto Mariposa).

Por eso no me importa la cantidad de lectores, ni las felicitaciones o regaños, lo que me importa es que aleteo y por tanto sé que en algún lugar el viento anuncia la tormenta que he provocado.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL