Los influencers se han convertido en funcionales voceros de las diferente marcas. Actualmente estos personajes son considerados recursos digitales gracias a que logran hacer difusión de productos y servicios por medio de sus talentos.

No obstante y aunque no lo parezca, existen diferentes tipos de influencers, cada uno con particularidades diferentes que podrían servir o no para los fines que las marcas buscan.

Los micro influencers y macro influencers, suelen ser los dos tipos mayormente considerados en la planificación de campañas, pero es importante saber sus diferencias para que su integración a la estrategia sea exitosa.

Macro influencers

Estos personajes cuentan con un gran número de seguidores, regularmente mayor a los 100 mil. Sin embargo, debido a que el alcance es mayor, los macro influencers suelen ser un recurso inalcanzable para las marcas con poco presupuesto.

Por lo anterior, es un hecho que las campañas que integran la participación de macro influencers, gozan de una inversión prominente, teniendo como beneficios los siguientes factores:

  • Mayor alcance
  • Menor tiempo de selección y gestión
  • Menor riesgo de resultados inesperados
  • Mayor nivel de profesionalismo

Aunque parece haber muchos beneficios, también existen los contras, tal es el hecho de que, como lo reporta la encuesta realizada por Collective Bias, únicamente el 3% de los consumidores se sienten influenciados al momento de tomar una decisión de compra.

Micro influencers

Por su parte, los micro influencers cuentan con un menor número de seguidores, pero generan un mejor engagement durante las campañas, debido a que se percibe en ellos un interés más genuino al momento de compartir su experiencia con los productos o servicios de una marca.

Estas personalidades ofrecen los siguientes beneficios:

  • Se requiere de una inversión menor para contratar sus servicios
  • Puedes integrar a más de un micro influencer a tu campaña
  • Logran alcanzar un nicho de audiencia nuevo

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL