#MeToo: ¿La nueva encrucijada del juicio sumario público o la solución al acoso?

310

“…Esta batalla es complicada, pues los hombres, los machos, somos criaturas de nuestros tiempos. Gracias a los que se mostraron solidarios conmigo, a los que me cobijaron con su amor estos 64 años. No se culpe, pues, a nadie de mi muerte: esta – el suicidio-, es una decisión consciente, voluntaria, libre y personal. Hasta pronto, Armando Vega Gil.”

Este es un fragmento del último tuit del músico mexicano, escritor y fundador de la banda urbana Botellita de Jerez. No trato de hacer leña del árbol caído, de ninguna manera. Tampoco quiero salir a cazar “Feminazis”, ni defender lo indefendible.

Quiero poner el dedo en el renglón del fenómeno mundial y local que está ocurriendo y que ya está contando con muertes y sumando al espíritu de polarización social de México y el mundo. No estoy descubriendo el hilo negro, pero sí a continuación reflexiono sobre lo que está pasando y cómo enfrentarlo a nivel de marca, de empresa y de profesionales.

¿Qué está pasando? 

Que la vida digital está potenciando de manera muy fuerte el canal de exposición de fenómenos sociales de discriminación, abuso, resentimiento social y acoso entre la personas, dentro de un ambiente de polarización de ideas y valores.

Existen agentes que están aprovechando este ambiente de polarización para dividir audiencias y puntos de vista para promover la radicalización. Esto no suma de ninguna manera. Genera un ambiente de confrontación que nos hace perder tiempo, energía y vida. Hemos avanzado mucho pero nos estamos perdiendo un mucho en la forma de tratar este tipo de fenómenos de victimización, ataque y acoso laboral o personal.

El revanchismo social está latente y puede ser usado de forma peligrosa para generar verdaderos problemas sociales, laborales y de negocio. Todo esto debido a tres factores clave:

1. Las nuevas plataformas que ya todos tenemos para denunciar los abusos, acosos, corrupción o extorsiones.

2. El cambio y nueva contextualización de los roles de género, lo que quiere decir que, hoy los hombres tienen un perspectiva de baja autoestima y las mujeres están más fuertes que nunca y dispuestas a luchar por los abusos anteriores y su futuro prominente.

3. El cambio de modelos de valores a nivel mundial y la polarización ideológica de cambio de era tecnológica, ideológica y generacional.

Hoy ya hay un foro de denuncia de acosos para creativos de agencias de mercadotecnia y publicidad, tanto para canalizar apoyo a hombre y mujeres. El dios que juzga ha cambiado. Ya no es la deidad tradicional, la hoguera justa o injusta son los páneles digitales que juzgan o defienden al mismo tiempo a los acusados. Estas pueden ser denuncias justas, con nombre y apellido o anónimas acusaciones como parte de una táctica de la operación venganza.

¿Cómo me afecta a mí o a mi marca?

Este tipo de juicios te pueden ayudar a sobrevivir como marca o ser ejecutada en un juicio sumario. A construir o destruir tu marca. No hay forma de esquivar el tema o permanecer indiferente, es necesario enfrentarlo de forma directa. 

¿Qué hago? 

Crea un mecanismos de comunicación directa y formal para denunciar este tipo de eventos o acciones antes de que sean denunciado de forma independiente en las redes sociales. El ADN de tu marca o empresa debe de contemplar reglamentos internos integradores para el respeto y tolerancia cero de conductas ofensivas a otras. Debe de prevalecer el sentido común en los equipo de trabajo, parte del talento, el desempeño y la productividad deben de ser medidos en conjunto con los desempeños de respeto a otros. Para proveedores, clientes y equipos de trabajo. 

Si no enfrentamos hoy este tipo de marejada de la opinión pública desde nuestras trincheras, se convertirá en una bola de nieva incontenible y de destrucción para todos. 

Hace poco una amiga que es gran periodista me pregunto: —¿Quién consideras experto en el tema de #MeToo?— No pude responder nada. Hoy nadie somos expertos y todos somos vulnerables de caer en este tipo de acusaciones, justas o injustas. Tarde o temprano nos llegará la hora.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL


Artículo anteriorRetail: 5 noticias para iniciar el jueves bien informado
Artículo siguienteMarcas de lujo: ¿Por qué atraen tanto sus puntos de venta?
Estudió comunicación en la Universidad Iberoamericana. Es maestro en Producción Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid. Docente en la universidad Centro, universidad dedicada a la profesionalización de la creatividad y la mercadotecnia, donde imparte la materia de Administración de Comunidades Digitales. También ha dado clases de Comunicación, Mercadotecnia y Publicidad en la Universidad de la Comunicación, en la Anáhuac de Puebla, en La Salle, en la Universidad de las Américas de Puebla y en la UDLA de la Ciudad de México. Es un fiel aliado estratégico y operativo en la comunicación y mercadotecnia de las personas y las marcas. Fundó -y dirige- agencias de marketing de nicho y Relaciones Públicas como InTrend, The Next Marketing, InTrend Sibarita y Party Animal. Escribió los libros Las Nuevas Tribus Urbanas y Yo digital, ambos editados por editorial Kätedra. Consultor y conferencista especializado en estrategias de comunicación, relaciones públicas y mercadotecnia. Consejero editorial del periódico REFORMA. Ha diseñado y producido eventos para El Palacio de Hierro, Mastercard, Don Julio -Diageo-, Kantar Worldpanel, Kantar TNS, Kantar Millward Brown, Expo China México, BLN (Bodegas La Negrita, DSM (Alimentación y salud) y La Europea, entre otras. Miembro de diferentes consejos consultivos editoriales y empresariales. Inquieto, disruptivo y apasionado. He sido de todo. Sin miedo a siempre volver a empezar.