Samsung dio a conocer el resultado de su evaluación al Galaxy Note 7 debido a la falla en la batería que la hacía, literalmente, estallar e incendiarse.

La compañía surcoreana precisó que un mal diseño en la batería y el lanzamiento apresurado de una nueva versión del smartphone fueron las razones principales que llevaron al defecto de fabricación.

El reporte revelado por la firma precisa que, desde un aspecto técnico, fueron dos las causas de la falla en la batería.

La primera fue que en la primera línea de producción, lanzada en la segunda mitad del año pasado, la batería era demasiado grande para la carcaza, lo que provocó que algunos de los dispositivos se sobrecalentaran.

Precisa que la segunda fue la falta de cinta aislante en la batería, lo que provocó que los polos positivo y negativo hicieran contacto y provocaran un corto circuito.

Asimismo, un proveedor distinto al que usualmente recurren manufacturó la batería, pero la premura de lanzar el teléfono llevó a que saliera al mercado sin revisar que tuviera defectos.

Samsung terminó por desarrollar una nueva forma de evaluación de 8 claves, a fin de que los próximos dispositivos no presenten las mismas fallas que el Galaxy Note 7.

samsung-galaxynote7

La compañía agregó además que está en el proceso de manufacturar teléfonos que no se sobrecalienten.

La debacle por las fallas en el Galaxy Note 7 le habrían costado a Samsung cerca de 17 mil millones de dólares, de acuerdo con analistas de Credit Suisse.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL