Enero traerá una ‘megacuesta’ que será de las más difíciles en los últimos 10 años, derivada de la liberación de la gasolina y el diesel, advirtió la Cámara de Comercios y Turismo en Pequeño de la Ciudad de México (Canacope-Servytur).

La organización que, aunque el incremento en el precio de los combustibles era una medida necesaria, se tenía proyectada para dentro de 2 años, por lo que su implementación a inicios de 2017 generará un efecto dominó en los costos de los productos.

Solicitó además al titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), José Antonio Meade, así como al Congreso de la Unión, que se reduzca el Impuesto al Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), pues bajo la lógica de la liberación de precios, es necesario liberar a la sociedad de un impuesto que castiga al consumo.

Precisó que el alza en la gasolina diluye el incremento en el salario mínimo anunciado a fines del año pasado y reiteró la importancia de eliminar el IEPS.

La Canacope demandó además la eliminación de los vales de gasolina para funcionarios públicos, diputados y senadores, así como la aplicación de la ley a quienes, cobijados en el derecho a la manifestación, aprovechan para cometer delitos.

El tema de la gasolina ha estado en manos de todos los partidos políticos y es claro que por sus diversos intereses hemos llegado a la situación actual.

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL