McDonald’s y Coca-Cola lo entendieron todo: servicio sin usar las manos

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
McDonald's y Coca-Cola lo entendieron todo y transformaron sus servicios a modo de que los consumidores no necesiten usar las manos.

El contacto con otras personas es lo que se evita hoy en día, de hecho con todo, puertas, productos, computadoras, todo debe ser personal o tomado con las precauciones más estrictas. Nadie quiere tocar algo que pasó por muchas personas. McDonald’s y Coca-Cola lo entendieron todo y transformaron sus servicios a modo de que los consumidores no necesiten usar las manos.

McDonald’s ha sido muy inteligente al instalar los primeros mupis controlados por voz que se prueban actualmente en España, en medio de la pandemia, con ello consigue recuperar ventas, pues los clientes se paran frente al anuncio y activan el comando de voz diciendo en voz alta “McDonald’s”, para que aparezca el menú y escanear un código QR con su móvil, introducen los datos para completar el pedido, eligen su producto y todo sin tocar absolutamente nada.

El smartphone es clave en estos procesos, ya que es un artículo tan indispensable y a la vez tan personal, que por fin sirve para algo más que ver redes sociales, ahora salva vidas porque permite alejarse de las superficies y por ende, disminuye el riesgo de contagios.

McDonalds

No es una nueva tecnología, no es un algoritmo, algo complejo, es creatividad y buen uso de herramientas disponibles.

Servicio automático

Nuevamente el smartphone.Algo tan simple como servir refresco no volverá a ser lo mismo. El refil de las cadenas de comida rápida permanece cerrado en los restaurantes, pero Coca-Cola parece haber encontrado la solución.

La refresquera encontró la manera de crear un sistema contactless para los dispensadores de bebidas, formando una experiencia web móvil que se está probando en Atlanta. Sin necesidad de descargar una app, el consumidor controla la máquina desde su móvil, no toca nada más que su teléfono para servirse refresco.

De hecho, la marca quiere ir más allá e implantar una solución óptica, para que las palancas con sensor detecten la presencia de un vaso debajo de la boquilla y viertan la bebida. Cuando el cliente retire el vaso, el dispensador se detendrá automáticamente.

La data de un estudio de Civic Science, ayudo a la compañía a comprender que el 40 por ciento de los consumidores se siente más seguro cuando controla sus bebidas.

Te recomendamos:

Recomendación del día

Populares

Únete a InformaBTL

Únete a más de 25 mil lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de InformaBTL

Artículos relacionados

You don't have credit card details available. You will be redirected to update payment method page. Click OK to continue.