Mucho se ha dicho que la nueva tendencia en redes sociales ya no son las selfies que conocimos hace poco, sino los selfies topless estilo Miley Cyrus. Sin embargo, sea cierto o no estas autofotos en versión básica o sensacionalista, por decirlo de alguna manera, siguen siendo parte importante de las estrategias llevadas a cabo por algunas marcas y del actuar cotidiano de muchos usuarios digitales.

Más notas relacionadas con Promociones:
5 tecnologías que cambiarán las promociones de manera irreversible
Para ti, ¿cuáles son las mejores promociones?
Descarga gratis el Whitepaper: Hábitos de consumo y promociones durante el Mundial 2014

De hecho, la Universidad de Oxford se dio a la tarea de incluir la palabra selfie en su diccionario académico, donde la define como una fotografía que se toma uno mismo, y que por lo general es una toma que se hace mediante un smartphone o cámara web y luego es subida a las redes sociales. Y así como esta casa de estudios incorporó tal término a su léxico, no sería extraño que otras escuelas o enciclopedias lo hagan, tal y como sucedió con la palabra “tuit”.

Pero la “selfie” no solo ha llegado a las enciclopedias y redes sociales, también a los puntos de venta como una nueva forma de comunicación que las marcas utilizan para llevar a cabo sus promociones. Tal es el caso de la división Express del grupo Deutsche Post DHL y Nutrisa, donde las acciones como tomarse una selfie con un helado de la marca en la mano, hacer check in, compartir historias originales en redes sociales o bien, conocer la historia de las marcas dan a los usuarios la oportunidad de obtener cuponeras con descuentos que incluyen: dos por uno en helados, producto gratis y precios especiales en mercancía seleccionada.

Esta promoción conjunta evidencia que las dinámicas digitales pueden ser parte de una estrategia de mercadeo integral con la que se puede lograr una interacción más personal con los clientes.

Foto: Shutterstock

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL