De acuerdo con un estudio realizado por ACNielsen cuando un consumidor está a punto de comprar un auto el factor más determinante en su decisión de compra es la reputación de la marca, ya que el 46% así lo indicó. Con base en este dato, más allá del escándalo mundial, hoy Volkswagen estaría perdiendo más que su imagen.

Notas relacionadas:
Día mundial sin auto: 5 campañas protagonizadas por una bicicleta
6 graves consecuencias que Volkswagen tendrá que enfrentar con una buena estrategia
Afecta branding escándalo de Volkswagen

Tras la noticia de que en EUA los automóviles Volkswagen contenían un software para esconder las verdaderas emisiones contaminantes de algunos de sus 11 mil millones de vehículos diésel, la marca se ha visto en una crisis de reputación y de branding.

Pese a que se trata de una lovemark, la empresa alemana hoy ha sufrido estragos financieros, pues sus acciones en la bolsa cayeron alrededor de 19%. Además esta caída no se ha dado sola, pues se suma a las pérdidas de 17% que sufrió este lunes, lo cual supone unos 25 mil millones de euros en dos días de frenética cotización.

En un comunicado, Volkswagen dijo que está reservando unos seis mil 500 millones de euros para afrontar los costes de servicio y otros gastos originados por esta crisis de marca, aunque la compañía no ha hablado sobre multas o sanciones.

Pero las pérdidas en acciones serán poca cosa si la reputación de la marca afecta las decisiones de compra de los automovilistas, pues entonces la caída en ventas podría representar una importante pérdida, incluso en México en donde Volkswagen es una de las tres marcas más vendidas durante los primeros meses del 2015, de acuerdo con la Asociación Mexicana de Distribuidores Automotores (AMDA), en especial el modelo Volkswagen Vento que ostenta el 13.6% de las transacciones.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL