Alemania.- Aprovechar los principales fenómenos sociales, políticos, ambientales y hasta religiosos para desarrollar estrategias de marketing es una cualidad que no todas las marcas tienen, pero que algunas han sabido explotar de forma muy positiva, tal es el caso de Blush Lingerie.

Más notas sobre Medios BTL:
Kia aprovecha un descuido para promocionar sus autos
Arte, diseño y tecnología en el aeropuerto de Los Angeles

En las últimas semanas se ha vuelto famoso el nombre de Edward Snowden, un ex empleado de la CIA y ex consultor en tecnología de la Agencia de Seguridad Nacional de los Estados Unidos que reveló los detalles de un programa secreto llamado Prism, utilizado por el gobierno estadounidense para vigilar las comunicaciones de internautas y usuarios de telefonía móvil en todo el mundo.

Snowden se vio obligado a viajar a Hong Kong y después a Rusia para evitar se extraditado a los Estados Unidos, donde se le acusa de espionaje y uso ilegal de bienes gubernamentales. Ahora el ex consultor espera la respuesta de varios países, entre ellos Ecuador, para que le otorguen asilo político y pueda evitar a las autoridades norteamericanas.

Bajo todo este contexto, muy similar al vivido por Julian Assange y el sitio WikiLeaks, la marca de lencería Blush Lingerie desarrolló una campaña outdoor para promover sus productos usando el caso de Snowden de forma creativa y con un toque de sensualidad implícito en el mensaje de sus espectaculares.

En los anuncios se observa a una sexy modelo en lencería junto al mensaje “Querido Edward Snowden, aún hay mucho que revelar”, haciendo alusión a su intrépida hazaña de hacer públicos documentos secretos y relacionándola con la idea de quitarle la ropa a la chica.

Haz click para agrandar la imagen

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL