Luego de dos días del Force Fest, festival de metal presentado por Telcel, este evento destacó por su pésima organización, mala logística y los cientos de quejas que asistentes publicaron a través de redes sociales.

Lodo que cubría hasta las rodillas, cancelaciones de bandas estelares, reprogramaciones de presentaciones sin previo aviso, precios de estacionamiento que no fueron respetados, fueron solo algunas de las múltiples quejas expuestas en Twitter, condiciones que han llevado a los asistentes a solicitar la intervención de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

Desde el primer día de evento, las exigencias de reembolso, problemas con los tours que salieron de distintas centrales de la Ciudad de México, pésimas condiciones en el lugar donde se llevó a cabo, así como falta de seguridad al interior y escasez de higiene no se hicieron esperar en redes sociales, mientras que la página oficial de Force Fest en Facebook y Twitter no comunicó nada sobre las malas condiciones en que se encontraba la realización del evento, ni nada alusivo a posibles cancelaciones.

Adversidades climatológicas que inhabilitaron caminos, y que en consecuencia impidieron la correcta realización del festival, fue la razón que los organizadores dieron a los fans, por medio de un comunicado en Facebook, situación que lejos de aminorar la molestia de los asistentes incrementó el enojo y exigencias de reembolso colectivos.

El sistema cashless fue otra de las constantes quejas, ya que en pocos lugares esta forma de pago era aceptada. Eventos como el Vive Latino, Corona Capital y recientemente el September Fest han sido algunos en donde este sistema de pago ha resultado eficiente, y sobre todo válido al interior de los venues donde se han llevado a cabo

Hasta el momento, organizadores no ha emitido ningún comentario sobre si habrá reembolso o si realizarán alguna acción para aminorar la molestia de los asistentes.

Dentro de las cancelaciones que se dieron el segundo día de festival, Rob Zombie, Testament, Exodus y Lamb of God fueron las bandas que no se presentaron, bajo el argumento de que hubo problemas de logística que impedían su show.

Pese a ello, las presentaciones de Slayer, System Of a Down, Alice in Chains y otras bandas fue algo rescatable del Force Fest 2018.

Además de la presencia de Telcel como patrocinador oficial, también estuvieron marcas como Monster, Uber, cerveza Turborg, Claro Video y Cinemex, al igual que algunos medios de comunicación.

Ante la desfavorable organización, mala logística, previsiones básicas que fueron omitidas y una clara falta de experiencia en cuanto a organización de eventos masivos se refiere, el Force Fest 2018 será recordado como uno de los festivales más desafortunados en México.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL