Los programas de lealtad son herramientas que permiten a los minoristas incrementar las compras de sus clientes y, en paralelo, el consumidor obtiene beneficios al participar en estos programas, al recibir productos gratis o descuentos.

Tiendas departamentales, especializadas y algunos supermercados cuentan con programas de lealtad, a través de los cuales ofrecen beneficios que valora el consumidor, según la categoría de productos o sus hábitos de consumo.

Los beneficios tangibles es un motivo que incentiva al consumidor a visitar las tiendas físicas. Los beneficios de los programas de lealtad en este tipo de establecimientos, desde descuentos, reembolsos, regalos hasta ventas exclusivas. Sin embargo, las compras en línea también ofrecen ciertos beneficios que los compradores digitales cada vez valoran más como envíos gratis, productos exclusivos, descuentos en envíos, productos personalizados, así como experiencias de servicio únicas.

Hoy en día, hay programas de lealtad que se adaptan a las necesidades de cada cliente. De esta manera pueden obtener los beneficios que ellos mismos construyen. En tanto, la personalización también se ha convertido en un elemento clave de los programas de lealtad, a través de la asesoría, ofertas personalizadas y beneficios exclusivos los minoristas generan una experiencia de servicio superior.

Reportes señalan que los beneficios preferidos por los consumidores son descuentos en productos, reembolsos, productos gratis y envíos gratuitos. En ese sentido, se pueden diferenciar los beneficios de dos maneras, monetarios y no monetarios; es decir, aquellos beneficios en los cuales el consumidor tiene una ganancia económica. Sin embargo, también el consumidor al participar en programas de lealtad, ya que obtiene ganancias como puntos, acceso exclusivo a ventas o productos, reconocimiento de la marca al ser un consumidor frecuente, productos y experiencias personalizadas, así como una mayor prioridad en el servicio de la marca.

Los programas de lealtad es una herramienta que ofrece la oportunidad de ganar recompensas al consumidor. La clave es generar beneficios atractivos para que el consumidor participe y se comprometa a través de las tiendas físicas o canales digitales y genere compras que a largo plazo le reditúe un beneficio tangible o intangible.

Te recomendamos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL