Los chefs son los nuevos artistas

856

Cocineros, reposteros, taqueros, bartenders y maestros del tutorial representan en la actualidad una renovada camada de estrellas mediáticas. Nos guste o no, vivimos en la era del hágalo usted mismo, de la farándula venida del anonimato y de la migración del hobby para llevarlo a niveles de extremo profesionalismo (como lo he repetido infinidad de ocasiones en las columnas).

La gastronomía es uno de los tópicos preferidos para lubricar los contenidos tanto para campañas, activaciones, eventos y espacios de interacción comercial. En los países latinoamericanos la comida representa un punto de encuentro, un motivo de discusión y análisis, un espacio para incluir acciones rituales o ceremoniales tanto cotidianos como de festejos especiales.

El negocio de la comida parece resumirse los restaurantes, pero eso es verlo desde la óptica mas obtusa, la comida abarca cuestiones de suministros primarios como los productos del campo, el mar y por tanto la producción que implica, luego cabe toda la industria dedica a la transformación, hasta llegar a los centro de abastecimientos como mercados, tiendas y comercios minoristas.

Otros segmentos son las entregas a domicilio, las bebidas, la comida prediseñada para estar lista con unos minutos en el micro, así como la gran cantidad de cursos y talleres que se ofrecen con temáticas en particular como aprender a hacer sushi, pasteles o comida china.

Los chefs nos recuerdan la sociedad en la que nos convertimos: pre-cocinada, de tutorial y de fama instantánea. Siempre que algún perfil se corona en el gusto colectivo, tiene razones muy trascendentes.

Fernando Savater en su libro “Ética para empresarios” recapitula en un par de párrafos de sus primeros capítulos, cómo es que hemos ido adoptando perfiles para colocarlos en la cumbre de la concepción de la auto-realización. Pasamos de los reyes y sacerdotes a los académicos e inventores, de los aventureros guerreros y cazadores a los sabios maestros de universidades, de los acaudalados señores feudales a los funcionarios gubernamentales, hasta llegar a los empresarios como signo de virtud y de la lógica de nuestros tiempos.

En resumen los chefs representan un personaje contemporáneo que concentra características como la creatividad, la relación que existe con la intimidad del hogar y ese vinculo con los espacios de convivencia. El marketing ha contribuido a la consolidación de cocineros y sus carreras, de sus establecimientos y cursos, así como la de los contenidos que generan, tal es el caso de libros, colaboraciones en secciones de cocina, recetarios, productos como salsas y aditamentos de cocina, artículos de revistas y periódicos, además de participaciones en redes sociales.

La gastronomía es un detonante para las campañas, es por ello que la firma y acompañamiento de los chef puede ser un aliado en las estrategias de marketing que usted diseñe para sus clientes. Sáquele provecho, bon appetit!

 

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL