• Huawei se encuentra entre las empresas de tecnología más valiosas del mundo, al ser valorada en 26.91 MMDD, muy por debajo de Apple con 309.53 MMDD, según Kantar.

  • No obstante, los ingresos de la firma china han pasado de 146.61 mil millones de yuanes a 858.83 mil millones de yuanes, de 2009 a 2019, según Statista.

  • Para el 2019, el gasto en semiconductores que hacía la marca cayó hasta los 20.8 MMDD, según datos de Gartner.

La diferencias entre el gobierno de Donald Trump, presidente de los Estados Unidos, y China, han trascendido el plano diplomático en más de una ocasión. La muestra más clara de esto son las medidas que las autoridades estadounidenses han tomado contra algunas empresas asiáticas, como es el caso de Huawei, la cual fue colocada en 2019 en la lista negra norteamericana y que vuelve a estar en la mira de las autoridades de dicho país, quienes han lanzado una serie de restricciones para evitar que consiga semiconductores de origen norteamericano.

Para contextualizar la situación entre Estados Unidos y Huawei, es importante mencionar que una vez que el gobierno americano puso a la marca en la lista negra de empresas, la compañía, en lugar de adquirir directamente los componentes de proveedores estadounidenses, hizo uso de tecnología norteamericana tanto para software como para semicomponentes, la cual fue utilizada por proveedores tercerizados fuera de los Estados Unidos, según especificó Wilbur Ross, titular del Departamento de Comercio.

De acuerdo con el titular del Departamento de Comercio, a través de las medidas impuestas por el gobierno de los Estados Unidos se incrementan los esfuerzos que se han hecho por parte de dicho país para evitar que la marca evite los controles de exportación que han promovido desde el 2019.

La triangulación que ha sido descrita por las autoridades estadounidenses fue definida por el propio Wilbur Ross como algo inaceptable. No obstante, cabe destacar que, desde que Huawei fue colocada en la lista negra de los Estados Unidos, se han brindado una serie de prórrogas, por lo que ha podido seguir exportando ciertos materiales.

La querella entre Estados Unidos y Huawei aumenta las tensiones entre el país norteamericano y China, naciones que no sólo se han visto enfrascadas en una guerra comercial, sino que también se han lanzado acusaciones respecto al origen del coronavirus.

Mientras que del 2013 al 2018, Huawei había incrementado de manera exponencial su gasto en semiconductores, al ir de 4.9 a 21.18 MMDD, para el 2019, año en el que fue colocada en la lista negra de los Estados Unidos, dicha inversión bajó hasta 20.8 MMDD, según datos de Gartner.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL