• En muchos casos, las empresas operan con modo home office muchas de las actividades que se requieren para continuar ante la pandemia.

  • Se pueden detectar al menos cinco obstáculos.

  • 28 por ciento de directivos determinó que eliminar el tiempo de traslado de sus empleados, creció la productividad.

Las indicaciones de las autoridades de salud son claras y enfáticas en mantener el contacto social sólo en casos vitales, pero de manera en que la única convivencia se realice con la propia familia en casa, para evitar un incremento de casos de coronavirus Covid-19. Ahí entra en juego el home office

Esto ha llevado a las empresas a modificar sus operaciones y adaptarse a las circunstancias impuestas por la pandemia, enviando en algunos casos al modo home office muchas de las actividades que se requieren para continuar ante la crisis sanitaria.

Previamente a esta modalidad, los mexicanos urgían en gran medida que por lo menos un día a la semana se desempeñará el home office, colocando como ejemplo países de Primer Mundo que así lo desarrollan; sumando cifras como la de Accountemps, que concluyó que 28 por ciento de los directores financieros determinaron que eliminar el tiempo de traslado de sus empleados, creció la productividad en sus firmas.

Te recomendamos:

Gallup reveló que los empleados que trabajan en su casa tres o cuatro días a la semana tienen 33 por ciento más de probabilidades de “sentirse comprometidos”.

Sin embargo, en México las circunstancias son complejas en este momento de pandemia, por lo que la modalidad se ha malinterpretado en muchos casos y se ha ejecutado mal, detectando al menos cinco obstáculos:

Conexión a internet

La velocidad de la red no es la misma que se tiene en los centros de trabajo, por lo que en algunos hogares la conectividad resulta mucho más compleja y esto deriva en un impacto en la complejidad de las actividades. Las compañías de telecomunicaciones están obligadas a operar al ser indispensables para la sociedad, pero lógicamente sus actividades se ven más lentas por el incremento de solicitudes ante la crisis sanitaria. Se puede solicitar asesoría con el área de sistemas de la compañía o verificar con el proveedor de servicios una mejora.

Equipamento

De la misma manera, las computadoras y demás equipo no es de la misma calidad del que se tiene en las oficinas. Pocos mexicanos pueden tener un equipo de Apple, ya que los costos son enormes, lo que también complica el acceso a herramientas con las que generalmente se desarrollan las actividades. Se puede solicitar equipo adecuado a la empresa, con el firme compromiso de mantenerlo en casa con responsabilidad y salir una única vez por el equipo co todas las precauciones posibles.

24 horas

El empleador siempre va a buscar que el empleado trabaje todo el tiempo, pero algunos saben establecer límites; sin embrago, al estar todo el día en casa, el horario suele extenderse porque se pierde la noción del tiempo. Una solución es poner alarmas de entrada y salida en el smartphone y llevar un listado de actividades a cumplir para no descuidar el trabajo, por tampoco extenderse más allá del lapso establecido en el horario laboral.

Mente sana en cuerpo sano

Ante el encierro, los profesionales no suelen procurar hacer ejercicio en casa, lo que deriva en una afectaron física que termina por aletargar su capacidad cerebral. Lo que se debe hacer es ejecutar una actividad física al menos 30 minutos al día.

Concentración

Al estar todos en casa, la familia no suele distinguir cuando una persona que está trabajando y creen que está disponible para realizar actividades con ellos, por lo que resultan un distractor que impide la concentración y que deriva en la productividad. Se debe establecer un lugar de trabajo y ser claro con los seres queridos de que home office no es descanso o vacaciones.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL