Todo lo que se puede medir, ¿vale la pena ser cuantificado?

94
Gabriel Jiménez, columnista InformaBTL
Gabriel Jiménez, columnista InformaBTL

En mercadotecnia digital se puede medir prácticamente todo, aunque eso no necesariamente implica que esas métricas realmente sean de valor para los resultados de negocio.

Se ha manejado que en la mercadotecnia tradicional no tenemos información del desempeño de nuestras campañas, datos duros, como cuando colocamos un anuncio espectacular o un comercial en tv y asumimos el impacto que puede tener en las ventas.

En digital, donde hay mediciones para todo, se llega al extremo. De no tener datos, pasamos a estar inundados en ellos. Esto provoca muchas veces parálisis por análisis y confusión en los usuarios para determinar qué es relevante para ellos, de acuerdo con sus objetivos de negocio y alineados a su estrategia.

Por ejemplo hoy las métricas de visitas ya no son tan importantes a menos que se trate de un buscador como google o bing, donde el número de personas que llegan al sitio tiene mucho valor, mientras que el porcentaje de rebote (cantidad de personas que ingresan al sitio y salen casi de inmediato) debe ser muy alto si el sitio es efectivo para cubrir la necesidad del usuario.

Si se trata de un sitio de noticias o contenido, las visitas no deben de contar tanto, hay que buscar que el rebote sea bajo ya que eso es señal de que el contenido no fue satisfactorio de acuerdo a la intención del usuario o no le interesó.

Otra medición que esta tomando preeminencia es el tiempo que pasa una persona en una página, está se relaciona ahora con el interés que el sitio despierta en la gente. Aunque un sitio, dependiendo de su objetivo tenga muchas visitas pero éstas abandonan rápidamente, es señal de que el contenido no fue de su agrado.

Con la multitud de canales (redes sociales, correo electrónico, sitios web, etc) y herramientas que usamos para generar campañas digitales, la complejidad aumenta, cada una tiene sus propias métricas, reportes y formatos.

Si se quiere hacer un análisis conjunto de una campaña en varios canales, la dificultad para hacerlo es muy grande.

Y podemos pasar la vida sólo analizando datos y no mejorando, es por ello que debemos optimizar el tiempo invertido en reportes, definir cuál es la estrategia a seguir, seleccionar las métricas que realmente me den la información que requiero y quedarme sólo con 3 o 4 para poder darles seguimientos puntual y efectivo.

De esta forma no quedaremos ahogados en datos sin sentido de negocio, podremos tomar acciones concretas, replicables y aplicar cambios de forma ágil y sencilla.

¿Tienes algo que agregar?, hazlo en @gabojimenez_