Las mamás son las encargadas de promover el buen hábito del ahorro, gestionar correctamente los gastos en el día a día estirar el dinero al final de la quincena sabiéndolo planificar correctamente.

Todas las mamás saben cómo adaptar la economía del hogar de la mejor manera y a cada situación. ¡Las mamás son el eje de la familia y la principal mentora!

Así que recuerda las siguientes frases que tu mamá de seguro alguna vez te dijo y que te harán reflexionar sobre tus finanzas personales.

“El dinero no crece en los árboles”

Recuerdas que mamá no siempre te compraba todo lo que querías o le pedías, ¿sabes por qué? Porque tú mamá sabía cuánto podía gastar y en qué. Tener una visión de tus finanzas personales te permitirá controlar inteligentemente tus gastos y tener prioridades financieras. Para ayudarte puedes utilizar La fórmula del ahorro: Ingreso – Ahorro = Gasto, así empezar a ahorrar y definir tus gastos mensuales.

“Tú puedes hacerlo / Nunca te des por vencido”

Cuando una mamá se pone una meta, siempre llega a ella. Pagar la colegiatura cada mes, ahorrar para las vacaciones o terminar de pagar la casa es posible gracias a que ella conoce los beneficios de ahorrar a corto, mediano o largo plazo. Así que piensa en tu futuro, visualiza cómo te gustaría verte en unos años –cuando tengas la edad de tu mamá- y cómo a través del ahorro podrás cumplir más fácilmente tus metas financieras y de vida.

“No eches tu dinero en saco roto”

Esta es una de las frases que seguramente seguirás escuchándole a mamá. Como por ejemplo: comprar en exceso, endeudarte con tus tarjetas, tener muchos gastos fuga, no ahorrar, no invertir para cuidar a tu #yofuturo, así como pedir préstamos que no podrás pagar. Estas son formas de echar tus finanzas en saco roto y contraponer tus proyectos y metas. ¿Qué diría tu mamá?

“Cuando tengas hijos lo entenderás”

Cuántas veces no escuchaste decir a tu mamá esta frase. Y es que brindar educación a los hijos, tener el control de los gastos de la familia, entre otras actividades dentro y fuera del hogar no fue tarea fácil. Hoy que tienes tu familia, entenderás mejor la importancia de las palabras y la gran responsabilidad hacia tu hijo y los valores como la importancia de la familia, la amistad o del ahorro.

Este 10 de mayo regálale a tu mamá lo que ella siempre deseo para ti: un mejor futuro. Apóyala a construir su proyecto de retiro que ella podrá disfrutar en 10, 15 o 20 años.

¡Feliz Día de las Madres!

Por Principal

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL